El Mundo

EEUU tuvo contactos con Diosdado Cabello, el número dos del chavismo

Las comunicaciones secretas y a espaldas de Maduro en Caracas también se habrían hecho con dos ministros de gran poder en el gobierno.

Martes 20 de Agosto de 2019

Estados Unidos ha iniciado comunicaciones secretas con Diosdado Cabello, hombre fuerte y número dos del régimen chavista venezolano, mientras funcionarios cercanos al presidente Nicolás Maduro intentan obtener garantías de que no sufrirán represalias si ceden a las crecientes demandas para que deje el poder, dijo un alto funcionario gubernamental estadounidense a la agencia Associated Press (AP).

Cabello, considerado el hombre más poderoso de Venezuela después de Maduro, se reunió el mes pasado en Caracas con una persona que está en contacto cercano con el gobierno del presidente Donald Trump, señaló el funcionario. Se está organizando una segunda reunión, pero aún no se ha llevado a cabo.

La AP no reveló el nombre del intermediario ni los detalles sobre el encuentro con Cabello por temor a que esta persona pueda sufrir represalias. El funcionario estadounidense habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizado a declarar sobre los contactos, que aún son preliminares. Se desconoce si Maduro aprobó dichos contactos o no.

Cabello ejerce mucho poder en Venezuela. Es el titular de la todopoderosa Asamblea Constituyente, y su influencia en el gobierno y en las fuerzas armadas y de seguridad ha aumentado a medida que el poder de Maduro se ha debilitado por la imparable crisis socioeconómica. Autoridades estadounidenses han acusado a Cabello de estar detrás de enormes actos de corrupción, narcotráfico e incluso amenazas de muerte hacia un senador estadounidense.

El funcionario estadounidense dijo que bajo ninguna circunstancia Washington intenta promover a Cabello ni facilitar el camino para que sustituya a Maduro. En lugar de eso, la meta del contacto es incrementar la presión sobre el régimen, al contribuir con la lucha que Estados Unidos cree está ocurriendo tras bambalinas entre círculos de poder rivales dentro del gobierno.

Se están llevando a cabo contactos similares con otros altos funcionarios venezolanos, señaló el funcionario estadounidense, y la Casa Blanca está limitándose a escuchar qué se requeriría para que traicionen a Maduro y respalden un plan de transición.

Un asesor de Cabello dijo que Estados Unidos ha estado realizando crecientes y desesperados intentos por contactarlo. El asesor rechazó la idea de que el dirigente chavista estuviera traicionando a Maduro de alguna forma, y dijo que Cabello sólo se reuniría con estadounidenses contando con el permiso del presidente y si ello contribuye a que Washington cancele las sanciones.

Una persona al tanto del encuentro en julio dijo que Cabello parecía tener amplios conocimientos y llegó bien preparado a la reunión con el enviado respaldado por Estados Unidos, con una comprensión clara de los problemas políticos de Venezuela. Esta persona también habló a condición de guardar el anonimato porque no tiene autorización para declarar sobre el asunto.

Juan Guaidó, al que Estados Unidos y otro 53 países reconocen como presidente legítimo de Venezuela, no ha logrado granjearse el respaldo de las fuerzas armadas. A la vez, Maduro carece de fuerza suficiente para meter en prisión a Guaidó, y menos aún para recuperar la destruida economía. Es claro que las sanciones estadounidenses, cada vez más intensas, no ayudan, pero tampoco son la causa de la hiperinflación, la escasez generalizada de alimentos y la destrucción del empleo y las empresas que padece Venezuela desde hace más de 10 años. Ya en 2008, se debió quitar tres ceros a la moneda por la galopante inflación. Este mes, Washington aplicó una nueva ronda de sanciones que incauta todos los activos del Estado venezolano en Estados Unidos y amenaza con penalizar a compañías de terceros países que continúen realizando negocios con Caracas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS