El Mundo

EEUU pasó una millonaria factura

Martes 01 de Julio de 2008

La Paz. — Estados Unidos retiró a Bolivia los beneficios de un programa de lucha contra la pobreza denominado Cuenta del Milenio, según dijo ayer el gobierno de Evo Morales. La medida significa la pérdida de 675 millones de dólares en ayuda estadounidense, y se produce luego de que Bolivia espulsara a funcionarios estadounidenses de ayuda al desarrollo y hostigara al embajador de ese país.

La ministra de Planificación de Bolivia, Graciela Toro, dijo que Washington pospuso indefinidamente "por razones políticas", la donación de 675 millones de dólares que Bolivia pretendía destinar principalmente a la construcción de una carretera. La cadena privada de televisión ATB informó, citando a un funcionario boliviano vinculado con el programa de donaciones, que el "congelamiento" de la Cuenta del Milenio fue comunicado por Washington en abril pasado, y que el gobierno de Morales mantuvo el hecho en reserva.

La ministra Toro agregó que "Estados Unidos considera que primero deben aclararse algunos aspectos políticos, como la (Asamblea) Constituyente, el tema del trato al USAID y el trato al embajador", de Washington. El USAID es la agencia estadounidense de ayuda al desarrollo. Sus funcionarios fueron expulsados la semana pasada de la región de Chapare, un bastión del presidente Morales, quien felicitó a sus seguidores cocaleros por esa decisión.

En cuanto al embajador estadounidense, Philip Goldberg, está en Washington desde hace 15 días, convocado por el Departamento de Estado como consecuencia de una masiva protesta de militantes del oficialismo ante la embajada contra el asilo a un ex ministro boliviano, acusado de "genocidio" por las muertes causadas durante graves incidentes durante 2003.

La Cuenta del Milenio fue creada por Estados Unidos para financiar iniciativas para mejorar las economías y niveles de vida de países en desarrollo. Para acceder a esas donaciones, Bolivia debía cumplir al menos 17 indicadores de elegibilidad, técnicos, sociales y políticos. La ministra Toro declaró que Bolivia debía resolver tres indicadores "en rojo", referidos al área social y de derechos civiles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario