El Mundo

EEUU impuso un nuevo paquete de sanciones a Venezuela

Apuntan a personas que se beneficiaron de un esquema fraudulento de intercambio de divisas. Entre ellas está el dueño de Globovisión.

Miércoles 09 de Enero de 2019

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció ayer un nuevo paquete de sanciones contra Venezuela que apunta a siete personas y empresas que se beneficiaron del esquema de intercambio de divisas, una lista que incluye al millonario Raúl Gorrín, dueño del canal privado de televisión Globovisión. Estados Unidos acusó al magnate de medios venezolanos cercano al presidente Nicolás Maduro, de tramar un fraude financiero que le robó 2.400 millones de dólares a las arcas públicas.

A pocos días de que el presidente Nicolás Maduro comience un segundo mandato, tras unos comicios desconocidos por varios países latinoamericanos, el propio Estados Unidos y la Unión Europea, el Tesoro anunció más sanciones, que se suman a las disposiciones que ya afectan a altos funcionarios del gobierno, incluyendo el jefe del Estado, su esposa y varios ministros y líderes chavistas.

Según la medida dictada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Gorrín tiene un año para deshacerse de sus acciones en Globovisión, el principal canal privado de televisión en Venezuela. Globovisión está entre 24 propiedades vinculadas a Gorrín que están ahora sujetas a sanciones estadounidenses según la nueva medida. "Los miembros del régimen venezolano han saqueado miles de millones de dólares mientras el pueblo venezolano sufre", declaró el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin. "Las acciones que hemos tomado en contra de esta corrupta manipulación de la tasa de cambio destapa otra deplorable práctica que usan los miembros del régimen venezolano para enriquecerse a costa del pueblo venezolano", añadió. Mnuchin advirtió que "Estados Unidos seguirá comprometido a hacer que rindan cuentas los responsables del trágico declive de Venezuela y continuará usando sus recursos económicos y diplomáticos para apoyar los esfuerzos del pueblo venezolano por restaurar su democracia".

La fiscalía de Miami acusó a Gorrín el año pasado de sobornar a funcionarios de la Tesorería venezolana a cambio de poder comprar dólares a la distorsionada tasa de cambio oficial. Gorrín, según el prontuario, vendía entonces los dólares en el mercado negro asegurándose ganancias cuantiosas.

El gobierno estadounidense determinó que Gorrín usó la fortuna para comprar yates, caballos, avionetas y propiedades lujosas en Miami y Manhattan. Además invirtió dinero para otros jerarcas venezolanos, incluso el juez de la Corte Suprema Maikel Moreno, y para comprar obsequios para la primera dama Cilia Flores.

La oposición venezolana pidió a Washington medidas más enérgicas contra el gobierno de Maduro, como prohibir las compras de petróleo venezolano o designar al gobierno de Maduro como patrocinador del terrorismo internacional. Una fuente oficial estadounidense dijo que los asesores en Washington siguen debatiendo la posibilidad de algún tipo de embargo petrolero, como lo han hecho desde hace meses. El funcionario añadió que se investigan los vínculos del entorno de Maduro con rebeldes colombianos en una anárquica región rica en minerales en el sur de Venezuela.

Presiones internacionales

Las medidas contra Gorrín ocurren en momentos en que aumenta la presión internacional sobre Maduro, quien deberá prestar juramento mañana por un segundo período presidencial de seis años, tras unas elecciones consideradas ilegítimas por muchos gobiernos debido a que no se permitió la participación de los principales partidos de oposición. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela anunció ayer que tomará mañana juramento a Maduro para que comience un nuevo mandato, debido a que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), al que corresponde constitucionalmente realizar ese trámite, está controlada por una mayoría que considera ilegítima la reelección del mandatario. Maduro acusa a Estados Unidos y a otros gobiernos latinoamericanos de complotar en busca de su derrocamiento mediante presiones sobre la economía venezolana, al borde del colapso debido a escasez de alimentos y medicinas y una inflación que supera el millón por ciento anual.

Globovisión era un canal privado abiertamente opuesto al chavismo, pero eso cambió una vez que Gorrín consiguió la presidencia de ese medio en 2013. Como ejemplo, Globovisión transmitió el sábado un programa de recetas de cocina mientras el titular de la Asamblea Legislativa lanzaba duras críticas contra Maduro, y que otros medios transmitieron en vivo por internet.

Entre las entidades bloqueadas están 18 en Estados Unidos, entre ellas una avioneta Dassault Falcon y la compañía aseguradora de Gorrín, La Vitalicia.

Sin competencias

El gobierno de Uruguay afirmó ayer que el Grupo de Lima "está por fuera de toda institución orgánica" y "no tiene competencias" para desconocer el mandato que el presidente venezolano Nicolás Maduro iniciará mañana. "Me parece que no tiene competencias como para andar calificando y andar pidiéndole a un presidente que asuma o deje de asumir", dijo el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa. Uruguay y Bolivia son los únicos países de Sudamérica que reconocen el próximo mandato de Maduro, desconocido no solo por las demás naciones de la región sino por otras del resto del mundo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});