El Mundo

EEUU culpa a Irán por el ataque a dos petroleros cerca del Golfo

Uno de los buques quedó a la deriva y en llamas. Se cree que fueron usadas minas o torpedos. Hace un mes 4 naves sufrieron agresiones similares.

Viernes 14 de Junio de 2019

Estados Unidos denunció a Irán como autor de los ataques que dañaron gravemente a dos barcos petroleros cerca del Golfo Pérsico. Uno de los barcos se incendió y quedó parcialmente quemado. Ambos navíos llevaban naftas y otros destilados hacia Japón. Irán acaba de rechazar de manos del premier de Japón, Shinzo Abe, una carta del presidente Donald Trump. Hace un mes, cuatro petroleros fueron saboteados en la zona del Golfo, y tanto Arabia Saudita como Emiratos Arabes Unidos señalaron a Irán como responsable. Irán es el "dueño" del paso por el Estrecho de Ormuz, salida del Golfo Pérsico y por el que surca gran parte del petróleo y refinados que alimentan a Japón, Europa y China.

Ayer, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, denunció a Teherán por el nuevo ataque. Hablando en una conferencia de prensa en Washington, Pompeo dijo que los ataques a los petroleros son parte de una "campaña de escalada de tensión" por parte de Irán y una amenaza a la paz y la seguridad internacionales. Advirtió que Estados Unidos defenderá sus fuerzas e intereses en la región, pero no dio detalles sobre ningún plan y no aceptó preguntas.

Los dos petroleros fueron atacados cerca del estratégico Estrecho de Ormuz y uno de ellos estalló en llamas, en lo que constituye el incidente más grave en la zona.Los dos buques llevaban "cargamento relacionado con Japón", señaló el Ministerio japonés de Comercio. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, estaba ultimando una visita oficial a Teherán.

El canal de noticias CBS informó que un oficial naval dijo que los tripulantes de uno de los buques creen que fueron atacados por un torpedo o una mina naval. La Armada estadounidense le dijo a CBS que esperan recuperar suficientes restos y otros elementos del siniestro como para deteminar el origen del artefacto utilizado. Y agregó que una represalia militar dependerá de lo que indiquen esas pericias, si vinculan el doble ataque con Irán y de las actitudes que tomen los demás países del Golfo. Otros cuatro buques fueron atacados un mes atrás, y en ese momento Arabia Saudita denunció a Irán, pero no mostró interés en realizar una represalia. "Esto ha cambiado", señaló la fuente naval de CBS. El portaaviones nuclear Lincoln, junto con una importante flota está de patrulla por el Golfo de Omán. Un dato agravante es que los tripulantes de al menos uno de los buques fueron "rescatados" por los iraníes, pero en realidad estarían detenidos, según afirma la Armada de Estados Unidos.

En este contexto, el barril de petróleo crudo tipo Brent subió un 4 por ciento, hasta alcanzar los 62 dólares, en un reflejo de la importancia de la zona para el mercado internacional de energía. Un tercio de todo el petróleo transportado por mar pasa por el estrecho de Ormuz, que da acceso al Golfo Pérsico.

El incidente ocurrió después de que Estados Unidos acusara a Irán de utilizar minas para atacar a los cuatro petroleros dañados el mes pasado en el puerto emiratí de Fuyaira. En las últimas semanas, rebeldes yemeníes armados por Irán han lanzado misiles y drones contra Arabia Saudita. Uno de los barcos atacados es el MT Front Altair, que quedó "en llamas y a la deriva". Sus 23 tripulantes fueron evacuados por otro barco cercano. El segundo barco es el Kokuka Courageous. Sufrió daños en el casco y sus 21 tripulantes fueron evacuados, uno de ello con lesiones leves.

El canal estatal iraní afirmó que los 44 marineros de los dos petroleros habían sido trasladados a un puerto iraní.La Armada estadounidense dijo haber rescatado a una de las tripulaciones y afirma que los que están en mano iraníes son cautivos.

El incidente se produjo durante la visita a Irán del primer ministro de Japón, Shinzo Abe. El jefe supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, dijo que Teherán "no repetirá de ningún modo" las negociaciones con Estados Unidos, a la vez que rechazó recibir una carta de Donald Trump que le entregó Abe. "No veo a Trump como merecedor de ningún intercambio de mensajes y no tengo ni tendré respuesta para él", le dijo a Abe. Jamenei añadió que Teherán no quiere la bomba atómica, pero a la vez agregó que "Estados Unidos no podría hacer nada" para impedirlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario