El Mundo

EEUU atiende las primeras solicitudes de asilo de una caravana de 200 migrantes

Estados Unidos aceptó el ingreso desde Tijuana de 25 miembros de una caravana de inmigrantes centroamericanos para procesar sus solicitudes de asilo, informó ayer la organización Pueblo sin Fronteras.

Miércoles 02 de Mayo de 2018

Estados Unidos aceptó el ingreso desde Tijuana de 25 miembros de una caravana de inmigrantes centroamericanos para procesar sus solicitudes de asilo, informó ayer la organización Pueblo sin Fronteras. Los centroamericanos forman parte de un grupo de unas 200 personas que desde el domingo espera junto al puerto de ingreso de San Ysidro, entre las ciudades de Tijuana y San Diego, para poder presentar sus casos. "Es un logro inmenso para estas personas", dijo Irineo Mujica, dirigente del grupo que organizó la caravana, que estuvo integrada en un inicio por más de 1.000 personas. "Estamos contentos, nos tuvieron horas y horas esperando"

Los migrantes salieron el 25 de marzo de Tapachula, en la frontera de México con Guatemala, y recorrieron unos 4.000 kilómetros hasta Tijuana para pedir asilo humanitario. Una vez que logran ser admitidos por la autoridad de Aduanas y Fronteras, deben pasar por una entrevista que determina si reúnen las condiciones para iniciar el trámite de asilo, un proceso que luego puede durar más de un año.

La mayoría de los inmigrantes proceden de Honduras, Guatemala y El Salvador, donde muchas veces son amenazados por pandillas o grupos criminales. De los 400 centroamericanos que llegaron con la caravana hasta Tijuana sólo una parte va a presentar la solicitud de asilo. "A muchos les faltan documentos o pruebas o los abogados consideran que su caso no está fuerte", dijo Mujica.

La caravana, conocida como el Viacrucis Migrante, se hace anualmente desde 2008 para visibilizar las dificultades que enfrentan los centroamericanos que cruzan México con el objetivo, en la mayoría de los casos, de entrar en Estados Unidos. No todos los que ingresaron a México tenían la intención de llegar a la frontera norte y la mayoría se fue quedando en el camino. El avance de la caravana provocó la ira de Trump, que anunció la militarización de la frontera con México y la puso como ejemplo de las razones por las que quiere construir un muro en la frontera. El fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, anunció ayer que el Departamento de Justicia ha presentado cargos criminales contra 11 personas que aseguran ser miembros de la caravana de migrantes y que entraron de manera ilegal al país. Los 11 —ocho hombres y tres mujeres, todos centroamericanos menos uno de ellos, que es mexicano— fueron arrestados por la patrulla fronteriza en cuatro puntos distantes entre 3 y 6 kilómetros del puerto de entrada de San Ysidro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario