El Mundo

Ecuador y el presidente Moreno sepultan la era de Rafael Correa

Con un abrumador apoyo de 68 por ciento en el referendo, el mandatario cerró la puerta al ex presidente y se dispone a buscar tratados de libre comercio

Martes 06 de Febrero de 2018

Tras su contundente triunfo en el referendo para reformar la Constitución, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno logró su objetivo de quitarse de encima a su antecesor Rafael Correa, que ensombrecía y condicionaba su gestión. Con una de las siete preguntas, Correa quedó afuera de carrera, ya que gobernó durante 10 años continuados (2007/17) y desde ahora sólo se permite un máximo de dos períodos de gobierno.

El domingo las siete preguntas propuestas por Moreno lograron un promedio de 68 por ciento de apoyo popular, lo que le permite consolidarse en el poder. Los resultados de la consulta serán enviados por el Ejecutivo a la Asamblea convertidos en proyectos de ley para que se promulguen en alrededor de un mes (ver aparte). Una de las principales consecuencias del referendo es que Correa ya no podrá postularse a la presidencia, puesto que ahora los gobernantes sólo podrán estar dos períodos al frente del país. Correa, que vive en Bélgica desde que dejó el poder, retornó a Ecuador para liderar la campaña por el "No", opción que resultó ampliamente derrotada el domingo.

Correa fue citado ayer por la fiscalía que investiga la venta irregular de petróleo (ver aparte).

Además de preguntar por la reelección indefinida, el plebiscito interrogó a los ciudadanos sobre la eliminación de los derechos políticos de los sentenciados por corrupción, la no prescripción de delitos sexuales contra menores, la prohibición de la minería metálica, la derogación de la Ley de Plusvalía _creada por Correa, grava la compra-venta de inmuebles, en algunos casos hasta el 75 por ciento de su valor_, la ampliación de zonas intangibles y la conformación por elección popular del organismo que designa a las autoridades de control.

Los cambios impulsados por Moreno se notarán especialmente en el campo económico. En lo internacional, Ecuador aspira a firmar un tratado comercial con Estados Unidos y se inició una estrategia para recuperar los tratados bilaterales de inversiones (TBI) que Correa denunció.

En lo social, cobrarán nuevas energías sus proyectos de viviendas sociales y el apoyo a niños y ancianos mediante el proyecto "Toda una vida", el cual procura atención en salud, educación y vivienda desde el nacimiento hasta la muerte.

En el mejor momento de su joven gobierno, Lenín Moreno debe jugar bien sus cartas. "Ahora (Moreno) debe llegar a un gran acuerdo nacional que le dé gobernabilidad sobre la base de delinear claramente sus objetivos de gobierno", dijo el analista y constitucionalista Ramiro Aguilar. "Moreno requiere apoyo legislativo y de ello depende su gestión de gobierno, por tanto necesita buscar alianzas", señaló el analista de la Facultad de Ciencias Sociales Santiago Basabe. Añadió que una de las primeras señales hacia la oposición sería oxigenar su gabinete para dar una imagen de apertura, porque "de lo contrario la inestabilidad podría estar a la vuelta de la esquina promovida por los correístas y por la oposición".

La otra tarea que debe afrontar Moreno es manejar el déficit fiscal y continuar el pago de los intereses de la deuda externa sin afectar sus proyectos más emblemáticos, como la construcción de 325.000 viviendas y los planes sociales de salud, educación y atención permanente de adultos mayores.

El analista del Observatorio de la Política Fiscal de Ecuador, Jaime Carrera, señala que Moreno deberá buscar un equilibrio entre la reducción del gasto público y sus iniciativas, algo que no será sencillo ya que debe financiar alrededor de 11.000 millones de dólares derivados del déficit fiscal y los servicios de la deuda.

Por ello, opinó Carrera, es fundamental "crear el entorno para atraer inversiones nacionales y externas, impulsar acuerdos de inversión, crear las bases de seguridad jurídica (en 10 años hubo 12 reformas tributarias) y generar leyes para que las exportaciones sean competitivas".

Moreno, cuyo mandato finalizará en 2021, tiene una popularidad de alrededor de 74 por ciento según estudios de opinión privados.

victoria. Desde el balcón del Palacio presidencial, el presidente Moreno saludó ayer a una multitud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario