El Mundo

Ecuador: Moreno derrotó a Correa en el referendo y le cerró el camino a la reelección

El presidente ecuatoriano se impuso por 65 por ciento a 35 por ciento en las siete preguntas de la consulta. Así "jubiló" a Correa, quien gobernó el país por diez años

Lunes 05 de Febrero de 2018

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se impuso ampliamente en el referendo que convocó para impedir un eventual retorno de su predecesor y adversario político, Rafael Correa. Aunque el motivo oficial de la consulta era mucho más amplio, anular a Correa era el objetivo político de Moreno, y lo alcanzó con holgura. Las siete preguntas que se hicieron ayer a millones de ecuatorianos eran en varios casos complejas, algunas referidas al abuso sexual de menores y otras sobre medio ambiente y petróleo. Esto conllevó un proceso de escrutinio lento y se debió esperar varias horas para tener proyecciones oficiales, los llamados "conteos rápidos" del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Los números parciales y conteos rápidos oficiales dieron una contundente victoria al presidente Moreno sobre Correa. Este lideró la campaña por el "No" a todas las preguntas, incluidas algunas muy delicadas, como la condena sin beneficio de prescripción del delito a abusadores de menores. En promedio, el "Sí" ganó por un 65 por ciento sobre el "No". Correa, sin embargo, celebró anoche en Twitter el "36 por ciento" que había alcanzado la negativa y llamó a continuar "la lucha".

Emitieron sus votos 74,80 por ciento de los más de 13 millones de ciudadanos empadronados —incluidos unos 400.000 en el exterior—,, informó la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Nubia Villacis. La funcionaria aseguró que el proceso se desarrolló con "normalidad y tranquilidad".

Los ciudadanos fueron consultados sobre siete preguntas, relativas a temas tales como la corrupción, la reelección ilimitada, el cuidado del ambiente, la minería y los delitos sexuales contra menores. Las que afectarán la Constitución planteaban inhabilitar permanentemente de la política a los condenados por corrupción, terminar con la reelección indefinida y limitarla a dos períodos, reestructurar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (un organismo que responde a Correa), evitar que prescriban los delitos sexuales contra menores y adolescentes, y prohibir la minería en áreas protegidas. Se sumaron dos más: para reducir el área de explotación petrolera en el Parque Nacional Yasuní y derogar una ley para evitar la especulación sobre el valor de las tierras conocida como "ley de plusvalía". Como se observa, la complejidad del interrogatorio no era menor y muchas personas en áreas rurales debieron pedir auxilio a las autoridades de mesa.

Todas las preguntas eran disparos bajo la línea de flotación de Rafael Correa. La ley de plusvalía fue promovida por su gobierno, así como la explotación petrolera en el Yasuní y el impulso a la minería metálica. Pero dos eran abiertamente contra Correa y su posible retorno: la que terminó con la reelección indefinida y limita los períodos presidenciales a dos, y la que reestructura el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, órgano dominado aún hoy por Correa.

Poco después de las 22 hora argentina, las 20 de Ecuador, la titular del CNE Nubia Villacis dio los primeros números preliminares, con poco más del 22 por ciento de las actas. Ese parcial daba que el 65,39 por ciento de los ecuatorianos votó a favor de poner fin a la reelección indefinida de las autoridades, mientras que el 34,61 por ciento votó en contra. Los conteos rápidos leídos en ese acto por la funcionaria del CNE daban como un hecho la amplia victoria de Moreno y la derrota del "No". Poco después llegaba una declaración de Moreno desde su despacho de presidente a través de la elevisión nacional, en la que se declaraba amplio ganador. Y minutos más tarde Correa reconocía la derrota en Twitter, pero adjudicándose un 36 por ciento de sufragios y llamando a continuar la confrontación con Moreno desde esa base de partida.

Una de las cinco primeras preguntas postulaba limitar a una sola la posibilidad de reelección para todos los cargos de elección popular. Al haber triunfado con amplitud el "Sí", Correa —quien gobernó en forma ininterrumpida entre 2007 y 2017— no podrá volver a postularse a la Presidencia, a diferencia de Moreno, que cumple su primer mandato. Fue esta la pregunta que más temía el ex hombre fuerte de Ecuador. Por eso interrumpió su residencia en Bélgica para retornar a Ecuador y liderar el frente del "No". Ayer debió tramitar un justificativo al no poder votar por estar empadronado en Bélgica. Otra de las preguntas victoriosas de Moreno proponía que todo condenado por corrupción sea inhabilitado para actuar en política y pierda sus bienes, lo que también podría afectar a Correa, sobre quien se divulgan crecientes sospechas de corrupción. La disputa comenzó cuando Moreno, apenas asumió en mayo de 2017, habló de la "crítica situación económica" que heredó, se agudizó con sus buenas relaciones con la oposición y terminó de agrietarse cuando su vice, Jorge Glass, un correísta fiel, fue preso por corrupción en el caso Odebrecht.

Traducción para minoría indígena

Los Colorados son una comunidad indígena de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas y hablan el idioma tsafiqui. Ayer tuvieron que ser asistidos por traductores al momento de colocar su voto. Los pobladores de esta comunidad de cerca de 50.000 habitantes, que se pintan el pelo de rojo con tintes naturales, pidieron que para las próximas elecciones haya papeletas traducidas a su idioma.
Una minoría que ayer pudo ir a las urnas con mayor facilidad fue la de las mujeres trans. Estas ejercieron su voto en distintos recintos de Quito.Una ley permite que conste el género que el titular desee en las cédulas de identidad. Estas nuevas identidades ya participaron en las elecciones presidenciales de abril del año pasado en Ecuador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario