El Mundo

Dura negociación sobre inmigración entre demócratas y republicanos

Demócratas y republicanos reanudaron negociaciones sobre la seguridad fronteriza a fin de evitar otro cierre de oficinas estatales, pero reinaba el pesimismo luego que el diálogo fracasó durante el fin de semana.

Martes 12 de Febrero de 2019

Demócratas y republicanos reanudaron negociaciones sobre la seguridad fronteriza a fin de evitar otro cierre de oficinas estatales, pero reinaba el pesimismo luego que el diálogo fracasó durante el fin de semana.

El fracaso de las conversaciones se dio ante la exigencia demócrata de que el gobierno limite la cantidad de inmigrantes que pueden detener, y ante discrepancias sobre cuánto dinero asignar al muro que el presidente Donald Trump quiere construir en la frontera con México. El plazo para llegar a un acuerdo se cumple el viernes a la medianoche. De lo contrario habrá otra parálisis de las actividades federales debido a falta de fondos. El "shutdown" sin embargo no es total, como a veces se cree desde el exterior.

En el tapete está también una propuesta de limitar las actividades del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), que los demócratas acusan de excesos y que los republicanos alaban como ejemplo de una política dura hacia los inmigrantes ilegales. El domingo, Trump acusó a los demócratas de ser responsables del fracaso de las negociones al tuitear: "Los demócratas no quieren que detengamos ni que deportemos, a los inmigrantes criminales! Esta es una exigencia nueva! Una locura!".

La disputa sobre el ICE refleja los valores de cada uno de los dos partidos en cuanto a la inmigración. Los republicanos favorecen una rígida implementación de las leyes y no quieren relajarlas si los demócratas no les dan dinero para construir el muro fronterizo. Los demócratas consideran el muro una idea anticuada, ineficaz e incluso racista y, a cambio de más dinero para seguridad fronteriza, quieren límites a los que consideran actividades innecesariamente implacables del ICE.

Fuentes allegadas a las conversaciones dicen que los demócratas proponen limitar las detenciones de inmigrantes que se encuentran ilegalmente dentro de Estados Unidos, no de los que están en la frontera. Los republicanos no quieren que ese límite aplique para los inmigrantes detenidos por delitos, los demócratas sí. Los demócratas dicen que su propuesta de ponerle un tope a las detenciones es para que el ICE se concentre en la detención de inmigrantes que están sin permiso en el país y que son un peligro para la sociedad, en vez de detener a los que son inocentes y miembros productivos de la sociedad.

Los demócratas dicen que el ICE debe reducir la cantidad de camas disponibles para que la agencia detenga a inmigrantes: de 40.520 a 35.520.

Trump participó anoche de su primer mitin de campaña desde las elecciones de mitad de legislatura de noviembre, en El Paso, Texas. Este acto da inicio a una semana decisiva en sus esfuerzos por levantar el muro en la frontera con México, una apuesta clave de Trup que podría tener impacto sobre su presidencia y sus posibilidades de reelección.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario