El Mundo

Dos ONG protagonistas de las protestas callejeras

Martes 17 de Octubre de 2017

Detrás de las grandes manifestaciones independentistas celebradas en Cataluña en los últimos cinco años hay dos organizaciones cuyo objetivo es la secesión de la región: la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Omnium Cultural. Los jefes de ambas fueron ayer enviados a prisión.

Ambas han dado un impulso en la calle al proceso separatista capitaneado por el gobierno de la región, aunque se consideran "completamente independientes". "Vamos a seguir impulsando movilizaciones, creando complicidades entre entidades y partidos, siendo un nexo de unión y exigiendo el compromiso tomado por el gobierno y el Parlamento (catalanes) de los resultados vinculantes del referéndum del día 1º", decía el presidente de ANC, Jordi Sànchez, en la víspera del referéndum soberanista.

"Nosotros no dejaremos nuestro trabajo, seguiremos luchando para que algún día se vuelva a producir una mayoría social en Cataluña que dé apoyo a la celebración de otro referéndum", dijo Cuixart hace unas semanas en Madrid.

Omnium Cultural y la ANC están financiadas con recursos privados y aportaciones de sus socios, según aseguran. Omnium se define como una entidad "al servicio de la lengua, la cultura y el país". Cuenta con unos 70.000 miembros y con un presupuesto anual de 4,5 millones de euros. El presupuesto de la ANC, que surgió en 2011, es aproximadamente la mitad y cuenta con medio millar de asambleas repartidas por el territorio catalán. Carme Forcadell, actual presidenta del Parlamento catalán, fue su presidenta. "Es un lobby político, que tiene el objetivo de que se creen las circunstancias idóneas para que Cataluña sea un Estado independiente. Nuestro compromiso es movilizar a la gente", explican desde la entidad secesionista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario