El Mundo

Dos ex negociadores de las Farc están prófugos y podrían estar en Venezuela

Jesús Santrich fue procesado por narcotráfico y huyó; Iván Márquez nunca asumió su banca en el Senado y la perdió definitivamente.

Viernes 12 de Julio de 2019

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha advertido de que, si finalmente se confirma que el ex guerrillero de las Farc Seuxis Hernández, conocido como Jesús Santrich, buscado por narcotráfico, ha huido a Venezuela, su gobierno denunciará al país vecino "internacionalmente". El caso Santrich ha puesto en evidencia el fracaso de la reinserción de una parte de los ex guerrilleros en la vida civil, algo que incluye al ex jefe de las negociaciones en Cuba que llevaron al histórico acuerdo de paz de 2016, Iván Márquez, quien también está con domicilio desconocido. Farc, el partido político que sucedió a la organización guerrillera homónima tras el acuerdo de paz, sufrió ayer dos golpes, al emitirse una orden de captura contra Santrich y ratificarse un fallo que dejó fuera del Congreso a Márquez (ver recuadro).

"¿Que si puede estar en Venezuela? Esa probabilidad es real porque está cerca de la zona donde huyó", ha dicho el inquilino de la Casa de Nariño sobre Santrich en una entrevista. Duque ha recordado que "ningún país puede darle protección". "Si tenemos esa circular roja (de Interpol), donde lo encuentren lo tienen que entregar y, si hay alguno que le esté dando protección, lo vamos a denunciar internacionalmente", ha avisado.

El mandatario colombiano ha defendido que Jesús Santrich "debe recibir el castigo más severo", por lo que ha abogado por que "el gobierno, la Fiscalía y las Altas Cortes caminen todos en el mismo propósito. No se puede burlar de este país", ha sostenido.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó detener a Jesús Santrich después de que no acudiera a la cita que tenía el 9 de julio con la Sala de Instrucción. Sus abogados se reunieron a puerta cerrada con los magistrados esgrimiendo que el CSJ carecía de competencia para procesar a su cliente. Santrich se benefició de los acuerdos de paz, que daban a los crímenes cometidos durante la actuación guerrillera un tratamiento penal muy benigno. Pero según denuncia penal de EEUU Santrich incurrió en actividades de narcotráfico con posterioridad a los tratados de paz.

El fiscal general Fernando Carrillo ha declarado igualmente que el antiguo insurgente "se ha burlado de la Justicia, de las víctimas y de aquellos que han creído en la paz". Por su parte, el consejero presidencial Emilio Archila ha querido aclarar que "la mayoría" de los ex guerrilleros sí están cumpliendo lo acordado en los tratados firmados en La Habana y ratificados en Bogotá en noviembre de 2016.

Las críticas han llegado también desde sectores cercanos al partido político surgido de las Farc, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que lleva esa misma sigla. El senador Iván Cepeda ha dicho que se trata de "un grave incumplimiento del acuerdo de paz que se agrava por el hecho de que él era consciente del compromiso que tenía" porque fue uno de los negociadores.

Santrich fue liberado el pasado 30 de mayo, tras varias idas y venidas en los tribunales por la orden de captura dictada en su contra por Estados Unidos por narcotráfico. Estaba viviendo en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, en el departamento de César (norte), donde esperaba a la vista en la CSJ, pero la Unidad Nacional de Protección (UNP) alertó el 1 de julio de que había abandonado su "esquema de protección".

Los escoltas de Jesús Santrich, entre ellos antiguos compañeros de armas, encontraron una nota manuscrita en su habitación en la que informaba de que pasaría la noche con su hijo pequeño en la ciudad de Valledupar. Desde entonces está en paradero desconocido.

El partido Farc emitió un comunicado en el que urge a su miembro a cumplir "los compromisos adquiridos en sus años de militancia revolucionaria y en virtud del acuerdo de paz", subrayando que "si algún militante decide ponerse al margen del proceso" de paz tendrá que "asumir las consecuencias". El senador de Farc Carlos Antonio Lozada reconoció que "indudablemente esto genera unas consecuencias políticas", pero al mismo tiempo defendió que la ausencia de 'Jesús Santrich' "no va a detener el avance de la paz en Colombia" porque "este ya no es un proceso de personas", sino "un tránsito histórico" para el país.

Estados Unidos sostiene que el delito se cometió estando vigente el acuerdo de paz. De ser así, Santrich quedaría expulsado de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creada por los acuerdos de paz, volviendo a la justicia ordinaria, con penas mayores y posibilidad de extradición. Santrich tiene varios frentes judiciales abiertos. El que afecta a su condición de diputado electo por el partido político surgido de las Farc lo dirimió la CSJ, al confirmar tal condición a pesar de que su detención le impidió tomar posesión del escaño.

El caso de Jesús Santrich es buena muestra de las tensiones entre el gobierno de Iván Duque y el partido Farc. Duque busca cambiar el acuerdo de paz en aspectos esenciales, como la participación política y la cuestionada "justicia transicional", la JEP.

Santrich recibió el beneficio de sus fueros, pero se dio a la fuga y tiene una circular roja de Interpol

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario