El Mundo

Donald Trump advirtió al mundo que no haga negocios con Irán

EEUU reimpuso sanciones unilaterales a Teherán como consecuencia de la retirada de Washington del histórico acuerdo nuclear de 2015.

Miércoles 08 de Agosto de 2018

El presidente estadounidense, Donald Trump, alertó ayer de las consecuencias de hacer negocios con Irán tras la entrada en vigor de la primera ronda de sanciones estadounidense contra el país persa, como consecuencia de la retirada de Washington del acuerdo nuclear. "Cualquiera que haga negocios con Irán NO hará negocios con Estados Unidos. Estoy pidiendo PAZ MUNDIAL, nada menos!", tuiteó Trump.

Estados Unidos reintrodujo las sanciones contra Irán, en un intento de incrementar la presión contra el país para negociar un acuerdo distinto al de 2015 y conseguir que Teherán cambie su política regional. "Las sanciones ya fueron lanzadas oficialmente. Son las más dañinas impuestas nunca y en noviembre aumentarán a otro nivel", tuiteó.

En esta primera fase, EEUU quiere impedir que Irán pueda comprar dólares o comerciar con oro y metales preciosos. También apuntó contra el comercio con determinados metales, materias primas y software industrial. Se vio afectada asimismo la importación de alimentos y alfombras iraníes a Estados Unidos. En noviembre quiere apuntar contra el sistema bancario y petrolero del país. Por un lado, pretende reducir a cero las importaciones de petróleo iraní de otros países y por otro paralizar el servicio internacional de pagos con Irán. Ello haría muy difícil, por ejemplo, que empresas internacionales pudieran hacer negocios con el país persa. El objetivo de las sanciones es, según Trump, "ejercer máxima presión económica".

El presidente iraní, Hassan Rohani, acusó a Trump de llevar a cabo una "guerra psicológica" contra su país. El pacto fue firmado en 2015 entre Irán y seis países: Alemania, Reino Unido, Francia, EEUU, China y Rusia. Contemplaba limitaciones y controles a la actividad nuclear iraní para impedir su acceso a una bomba nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales. El abandono de Washington del acuerdo en mayo suponía la recuperación de las sanciones suspendidas en el marco del mismo.

Pese a la salida de Estados Unidos, Rohani insistió el lunes en su intención de mantenerse apegado al pacto, pero sólo si el resto de países firmantes le pueden garantizar que no sufrirá aislamiento económico bajo las sanciones que EEUU comenzó a reactivar. La Unión Europea está contra las sanciones y quiere proteger de las mismas a las empresas del continente que hagan negocios con Irán. También Rusia, firmante del acuerdo, criticó las sanciones y anunció que hará lo que sea necesario para salvar el acuerdo. Para ello se coordinará con otros países socios, señaló el Ministerio de Exteriores en Moscú. La comunidad internacional no puede permitir que el acuerdo nuclear con Irán sea sacrificado por una viejas cuentas políticas que Washington quiere saldar con Teherán, añadió.

En la UE puso ayer en vigor el denominado "estatuto de bloqueo", que había sido modificado para incluir el caso iraní. Esa normativa contempla que las pequeñas empresas puedan exigir compensaciones a EEUU por posibles costos y pérdidas derivadas de las sanciones, algo que se considera problemático. De ahí que se considere más bien de carácter simbólico. Teóricamente abre también la posibilidad de castigar a las empresas europeas que cumplan las sanciones sin tener un permiso de exención europeo. También que considera cuestionable la aplicación de esta premisa.

Según la Cámara de Comercio alemana-iraní, cada empresa analizará hasta qué punto puede verse afectada por las sanciones. Las empresas más grandes con presencia o activos en EEUU podrían tener reparos, pero muchas medianas empresas mantendrán sus negocios con Irán, consideró el director ejecutivo Michael Tockuss en declaraciones a NDR Info. Sin embargo, ayer se escuchó ya la primera negativa a hacer negocios con Irán. Llegó de la automotriz alemana Damiler, que congeló por el momento sus planes en el país persa. "Hemos suspendido hasta nuevo aviso nuestras actividades ya de por sí limitadas en Irán conforme a las sanciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario