El Mundo

Disturbios e indignación en Beirut durante el funeral de líder antisirio

Beirut. — Miles de indignados libaneses intentaron asaltar las oficinas del primer ministro Nayib Mikati. Ocurrió tras el funeral del jefe de los servicios secretos, general Wissan al Hassan, asesinado el viernes en un atentado con bomba en Beirut.

Lunes 22 de Octubre de 2012

Beirut. — Miles de indignados libaneses intentaron asaltar las oficinas del primer ministro Nayib Mikati. Ocurrió tras el funeral del jefe de los servicios secretos, general Wissan al Hassan, asesinado el viernes en un atentado con bomba en Beirut. Los manifestantes eran libaneses antisirios y adversarios de la facción islamica shiíta Hezbolá, aliada de Siria y de Irán.

Algunos de los miles de manifestantes que asistieron al funeral de Hassan intentaron romper las medidas de seguridad en torno al Grand Serail, la sede del gobierno. La policía respondió, primero, con gases lacrimógenos, y luego con disparos de fusil. La situación pudo ser controlada después de que las tropas del ejército respaldadas con tanques fueran desplegadas en torno al palacio.

El asesinato de Hassan es atribuido sin sombra de duda a Siria y a su aliado local, Hezbolá, por los partidos sunitas y cristianos. Los manifestantes encendieron sus ánimos luego de varios discursos leídos en el funeral. "No conversaremos antes de que se marche el gobierno, no habrá diálogo sobre la sangre de nuestros mártires", declaró el ex primer ministro Fuad al Siniora.

Hassan fue enterrado junto al ex primer ministro Rafik Hariri, asesinado en otro atentado en 2005, del que también se acusa a Siria. Hassan aportó a un tribunal de la ONU pruebas decisivas sobre la culpabilidad de Siria en ese crimen. Siria es asolada por una guerra civil entre los sectores sunitas y el régimen del presidente Bashar Assad. Este es apoyado por Hezbolá y el régimen islámico shiíta de Irán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS