El Mundo

Diplomáticos occidentales piden acceso libre a todo Tibet

En medio de la visita organizada  por el gobierno chino a la capital tibetana de Lhasa, diplomáticos  occidentales exigieron hoy el libre acceso al Tíbet y a todas sus  zonas afectadas por disturbios que la envolvieron una semana  atrás.

Sábado 29 de Marzo de 2008

Pekín- En medio de la visita organizada  por el gobierno chino a la capital tibetana de Lhasa, diplomáticos  occidentales exigieron hoy el libre acceso al Tíbet y a todas sus  zonas afectadas por disturbios que la envolvieron una semana  atrás.

Durante la gira de sólo dos días, un colaborador de la  embajada estadounidense pidió el acceso al Tíbet para periodistas  y diplomáticos, informó hoy la delegación norteamericana en Pekín.

La misma sede diplomática citada por la agencia de noticias  DPA, agregó que la visita, organizada por el Ministerio del  Exterior y el gobierno regional tibetano, estuvo “absolutamente  planeada” y que los participantes no pudieron desviarse del  programa oficial de viajes.

La delegación tampoco pudo movilizarse de forma independiente  por la capital tibetana y conversar con sus habitantes sin  vigilancia, agregaron los participantes.

Durante la visita en Lhasa, más de una docena de diplomáticos  se reunió con funcionarios de gobierno y otras personas escogidas.  También les mostraron casas y dos hospitales dañados durante los  disturbios.

El jueves pasado, monjes tibetanos aprovecharon una visita de  periodistas extranjeros en Lhasa, también organizada por el  gobierno chino, para protestar contra el dominio de Pekín.

En tanto, el gobierno chino anunció hoy que pagará una  indemnización a las víctimas de los disturbios en el Tíbet. Los  parientes de 18 civiles muertos en Lhasa el 14 de marzo recibirán  200.000 yuan (28.000 dólares) por familia, según informó la  agencia oficial de noticias Xinhua.

Según las autoridades, durante las protestas además murió un  policía. Sin embargo, de acuerdo a las denuncias hechas por  tibetanos en el exilio e incluso su líder espiritual, Dalai Lama,  la cifra de muertos trepa a 140.

Tras los graves hechos de violencia en Lhasa y otras zonas  tibetanas, el gobierno envió tropas al Tíbet. Según tibetanos en  el exilio, el viernes fueron detenidos por la policía 100 monjes  tibetanos del monasterio de Kirti, en la provincia de Sichuan.

Allí las fuerzas de seguridad mataron a 23 tibetanos desde el  comienzo de las protestas el 15 de marzo, informó el Tibetan  Centre for Human Rights and Democracy (TCHRD). (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario