El Mundo

Demócratas insisten en que Trump es el responsable último del "Rusiagate"

El presidente insiste en que está probada su inocencia, pero congresistas dicen que busca desactivar la investigación del FBI

Lunes 05 de Febrero de 2018

Legisladores republicanos y demócratas coincidieron ayer en que el memorando redactado por los republicanos en el Congreso sobre los poderes de vigilancia del FBI no exonera al presidente Donald Trump en la investigación de sus nexos de su campaña con Rusia, y expresaron la esperanza de que el trabajo del fiscal especial Robert Mueller continúe sin interferencia. Trump forzó la publicación del memorando la semana pasada, contra el parecer del FBI y el Departamento de Justicia. Según él y su familia, el documento lo exculpa de toda responsabilidad en la investigacion en curso sobre las complicidades entre su equipo de campaña en 2016 y Rusia, que filtró datos que perjudicaron a su rival electoral, Hillary Clinton.

El principal demócrata en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el panel que redactó el memo, lo llamó "una misión de desprestigio político" y afirmó que el legislador republicano Devin Nunes, presidente del comité, se había coordinado con la Casa Blanca para redactarlo.

"El objetivo aquí es socavar al FBI, desacreditar al FBI, desacreditar la investigación de Mueller, hacerle el trabajo sucio al presidente", dijo el representante Adam Schiff, demócrata de California. El congresista dijo que planteó mociones para que el comité interrogue primero al FBI y revise todo el material de apoyo antes de publicar el memorando, pero Nunes y otros miembros del comité republicano "votaron en contra".

Schiff, demócrata de California dijo ayer en el programa "This Week" de la ABC que solicitó que el comité primero cuestione al FBI y revise los materiales de apoyo antes de publicar el memorando, pero los republicanos se negaron.

Durante meses, Nunes ha enfrentado críticas sobre sus estrechos vínculos con la Casa Blanca. Anteriormente se disculpó por compartir información secreta con la Casa Blanca relacionada con una investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016 antes de hablar con los miembros del comité. Cuando se le preguntó durante una reunión del comité a fines de enero si había coordinado el memorando con la Casa Blanca, al principio dijo "hasta donde sé, no" y luego se negó a responder cuando se le preguntó si los miembros del personal se habían comunicado con la Casa Blanca.

Por otra parte, el ex jefe de despacho de la Casa Blanca dijo ayer que nunca sintió que el presidente Donald Trump quisiera despedir al fiscal especial Mueller.

Reince Priebus dijo en el programa "Meet the Press" de NBC que Trump estaba inquieto por lo que veía como conflictos de interés de Mueller. Pero Priebus rechazó un informe de The New York Times según el cual el mandatario ordenó despedir a Mueller en junio pasado pero se retractó después de que el principal abogado de la Casa Blanca amenazó con renunciar.

Trump despidió a Priebus a fines de julio. Priebus dijo que nunca escuchó "la idea o el concepto" de que Mueller debía ser despedido. Dice que sabría la diferencia "entre una situación de nivel 10" y "la realidad". Agregó que el informe del Times "no era la realidad".

Trump, asegura que el polémico memorándum del Partido Republicano publicado el viernes en el marco de las investigaciones sobre la trama rusa lo ha "exonerado". En tanto, el Departamento de Justicia, al que Trump acusa de perseguirlo con la trama rusa, defiende la labor de la comisión investigadora liderada por Robert Mueller.

El documento "me rehabilita totalmente", escribió Trump en Twitter la semana pasada. El mandatario se quejó de que "la caza de brujas rusa sigue y sigue". Trump, calificó las investigaciones de Mueller como una "desgracia para Estados Unidos". Mientras tanto, Mueller y el FBI siguen investigando si hubo cooperación entre el equipo de Trump y Rusia durante la campaña de 2016.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario