El Mundo

Cuba: los costos sociales que tendrá la unificación cambiaria

A partir del 1º de enero desaparece el sistema bimonetario atado al dólar. Prevén inflación y la quiebra de empresas estatales

Sábado 12 de Diciembre de 2020

El gobierno de Cuba anunció el jueves que empezará una “unificación monetaria” a partir del 1º de enero de 2021. En los hechos, será una brusca devaluación que prenunciaría una inflación con una corrida al dólar, en una economía muy frágil y golpeada por la pandemia, la que repercute directamente en el sector turístico, casi única fuente de divisas de Cuba.

En un mensaje televisado, el presidente Miguel Díaz-Canel dijo que el Partido Comunista había decidido empezar el “proceso de unificación monetaria y cambiaria y el resto de las necesarias transformaciones que lo acompañan”.

En Cuba circulan dos monedas: el peso cubano y el peso cubano convertible, conocido como CUC y creado en los años 90. El CUC es equivalente al dólar. Está muy sobrevaluado y eso se intenta corregir ahora. Pero toda devaluación tiene sus costos.

La mayoría de la población cobra sus salarios y paga produc tos y servicios básicos en pesos cubanos; mientras que el Estado vende productos importados y cobra por servicios como el turismo en CUC.Con la unificación monetaria, los CUC desaparecerán. Díaz-Canel anunció una tasa de cambio única de 24 pesos cubanos por un dólar. Pero en las calles el dólar vale el doble, 50 pesos cubanos.

En agosto de 2019, 72 tiendas estatales se transformaron en “tiendas por dólares”, es decir, en tiendas que cobran por sus mercancías en dólares, pero a través de tarjetas y no en efectivo. La novedad cayó mal entre la población que no tiene acceso al dólar.

Economistas citados por Reuters dijeron que "la reforma significaría un dolor a corto plazo para los cubanos”, pero que era “importante a largo plazo, ya que las variaciones de los tipos de cambio han oscurecido el funcionamiento real de la economía y han subsidiado” a las empresas estatales, muchas de las cuales ahora afrontarían un posible cierre. Cuando en 2004 se aprobó el anclaje del CUC al valor del dólar, muchos economistas lo interpretaron como un intento de recaudar los billetes estadounidenses que circulaban por la isla. Pero se generó un tipo de cambio sobrevaluado que distorsiona la economía desde entonces.

Carmelo Mesa-Lago, catedrático de Economía de la Universidad de Pittsburgh, le dijo a BBC Mundo que “la demanda de dólares se va a disparar”. Y agregó que “la situación es desesperada”. Pavel Vidal, de la Universidad Javeriana de Cali, Colombia, señala que “todos los datos indican que la situación es similar a la del ‘Período Especial”, de los años 90.

Aunque la unificación cambiaria es imprescindible para sanear la economía, Mesa-Lago cree que la desaparición del CUC supondrá “una terapia de caballo” para los habitantes de la isla, acostumbrados a tener que hacer largas colas para obtener los productos más esenciales y a subsistir con salarios que rondan los 30 dólares al mes, según las estimaciones disponibles.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS