El Mundo

Cuba descongela la iniciativa privada, pero con más controles

La reapertura de licencias a cuentapropistas se hará a partir de diciembre y sólo se entregará una por persona para evitar la evasión de impuestos.

Miércoles 11 de Julio de 2018

El gobierno cubano descongeló la prohibición para obtener nuevas licencias de trabajos independientes del Estado en algunos rubros, pero limitó la cantidad de permisos a uno por persona y aumentó el control para evitar el desvío de recursos e irregularidades legales. La decisión se produce un año después de que se suspendiera la entrega de autorizaciones a emprendedores privados, sobre todo en sectores florecientes o que se encontraban en franca competencia con el Estado como los particulares que alquilan cuartos a turistas o restaurantes particulares. La reapertura y una reorganización del incipiente sector no estatal en la isla se realizarán a partir de diciembre.

Se especificó además que se permitirá solo el ejercicio de una actividad por persona y en el domicilio que radique la inscripción por lo que, por ejemplo, quienes alquilen sus casas a turistas no podrán ofrecer allí servicios gastronómicos o establecer un bar y presentar artistas. La limitación evitará que algunas familias tengan dos licencias —una por cada hermano o pariente, por ejemplo— para evitar que en vez de contar con 50 sillas en un restaurante privado o paladar, como se los denomina aquí, tengan el doble de la capacidad permitida. Igualmente se unificaron las 201 actividades autorizadas hasta el momento en 123, agrupando algunas que antes aparecían dispersas como manicuristas, masajistas, peluqueros y barberos poniéndolas todas bajo el rubro de actividades de belleza. Cuba abrió en 2010 un espacio a los emprendedores en rubros que antes eran potestad casi exclusiva del Estado por lo que hubo un florecimiento de bares, restaurantes, casas de alojamiento para turistas, pequeños talleres de oficios variados —desde reparación de electrodomésticos hasta costura—, dulcerías y todo tipo de negocios que impulsaron miles de economías familiares. Los trabajadores independientes del Estado pasaron de ser 157.000 en 2010 a 591.000 este año, lo que representa 13 por ciento de los ocupados. La mayor parte de ellos se concentran en las categorías de venta de alimentos, transporte de pasajeros y alquiler de habitaciones.

En su momento, el argumento de las autoridades para dar espacio a los emprendedores fue fomentar la productividad y aliviar la economía de un Estado sobredimensionado con fuertes dificultades por estar el país sometido a sanciones por parte de EEUU. Sin embargo, las autoridades frenaron a mediados del año pasado la entrega de nuevas licencias en 27 rubros que habían sido los más exitosos como la renta de casas —que se dispararon en paralelo a un auge del turismo—, tras considerar que el crecimiento había rebasado las posibilidades de control provocando ilegalidades como el desvío de productos estatales y combustible para abastecer al sector privado e irregularidades impositivas. La paralización fue considerada por críticos como una falta de voluntad de profundizar la apertura económica por parte de un modelo que por décadas priorizó la gestión estatal.

Las autoridades, desde el ex presidente Raúl Castro a su sucesor Miguel Díaz-Canel, insistieron en que se quiere desalentar la acumulación de riqueza en pocas manos para evitar un cambio en el modelo socialista y la desigualdad social. Incluso con la apertura del trabajo independiente más del 80 por ciento de los empleos en Cuba son estatales con sueldos que pueden oscilar al equivalente entre 20 y 50 dólares mensuales, a los que se suman un conjunto de prestaciones y subsidios a la salud, la educación, la alimentación o los servicios domésticos. Habrá también nuevas normas tributarias y fiscales, entre ellas la obligatoriedad de algunos rubros de contar con cuentas bancarias para transparentar sus ingresos y egresos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});