El Mundo

Crisis, cambio climático y tecnología moldean al joven votante de EEUU

La crisis económica, el calentamiento global, las nuevas tecnologías y el multiculturalismo son los temas que identifican y preocupan al nuevo votante en Estados Unidos, que se perfila como decisivo en las elecciones más concurridas de la historia. Mucho han cambiado las cosas en las dos últimas décadas y el que mejor se adapte a los nuevos tiempos tendrá muchas posibilidades de ganar la Casa Blanca.

Domingo 26 de Octubre de 2008

Los Angeles. — La crisis económica, el calentamiento global, las nuevas tecnologías y el multiculturalismo son los temas que identifican y preocupan al nuevo votante en Estados Unidos, que se perfila como decisivo en las elecciones más concurridas de la historia. Mucho han cambiado las cosas en las dos últimas décadas y el que mejor se adapte a los nuevos tiempos tendrá muchas posibilidades de ganar la Casa Blanca. Así lo piensa Angelo Sandoval, un joven californiano de 23 años que se identifica plenamente con el demócrata Barack Obama, pues comparte su bagaje «barracial». "Soy nativo americano y filipino y creo que es muy significativo que haya una mujer como candidata vicepresidencial y un afroamericano aspirando a la presidencia. Esa es la forma como percibo este país y como veo el futuro. Es una elección sin precedentes", afirma.

La mentalidad de Sandoval rompe antiguos estereotipos y coincide con lo que dice el destacado demógrafo John Zogby sobre que más de la mitad de los jóvenes estadounidenses tienen pasaporte y una visión global del mundo. Zogby también destaca que uno de cada cuatro espera poder vivir y trabajar en un país extranjero. En su reciente libro "The Way We’ll Be: The Transformation of the American Dream" señala además que éstos al ser más internacionales son menos propensos a considerar su cultura como superior a otras.

El factor racial. En el estudio "The Election Effect" realizado por MTV, el 57 por ciento de los jóvenes votantes y el 69 por ciento de los afroamericanos consideran que tener a un candidato de color para la presidencia es un paso hacia adelante que tendrá un impacto duradero. Para este estudiante de ciencias políticas de la universidad de Los Angeles, el factor de la raza no es el único motivo que lo llevará a las urnas por primera vez el 4 de noviembre. "Es una combinación de factores: la guerra de Irak, la economía, el medio ambiente, todo está peor. No podemos seguir yendo en esa dirección", indica. A Sandoval le preocupa la realidad que vive. Acaba de graduarse, quiere hacer una especialización en la escuela de leyes y buscar trabajo, pero no está seguro de poder hacerlo. "Siento que estoy en una posición bastante vulnerable. En unos años voy a formar una familia y no sé si voy a poder comprarme una casa. Lo que está pasando es muy grave. En este momento, simplemente no puedo confiar en los republicanos", declara.

Sandoval forma parte de los nueve millones de nuevos votantes que se registraron por el Partido Demócrata y que podrían cantar victoria el 4 de noviembre. Y es que en los últimos seis meses, de cada cuatro personas que se registraron para votar, sólo una es republicana.

Se trata de un momento coyuntural para los demócratas, pero también de estrategias tecnológicas inteligentes usadas por el partido de Obama. "Los avisos publicitarios están hasta en los videojuegos. Siempre recibo un río de correos electrónicos. Existe un libro de apoyo a Obama de un millón de personas en Facebook. El uso de los mensajes de texto es una forma muy personal directa e inmediata que llega a todos los jóvenes", resalta Sandoval.

Ashley Barbera, directora de comunicaciones del comité nacional de universitarios republicanos, confirma que al nuevo votante, tanto demócrata como republicano, le interesa la economía más que ninguna otra cosa, aunque la seguridad nacional, la ecología y el acercamiento a las nuevas tecnologías también son parte fundamental para conquistarlos. "Además de reconocer que hay una grave crisis, el candidato republicano John McCain admite que somos responsables del cambio climático y que hay que hacer algo para solucionarlo".

Igual al abuelo. Bob Mulholland, consejero de campaña demócrata de California, coincide con Sandoval en que Obama sabe llegar a la juventud. "Estos jóvenes viven otra etapa y miran las cosas completamente diferente a los votantes de más de 50 años. Ellos ven a McCain como su abuelo con mal genio. Y a pesar de que la mayoría quiere a su abuelo, no se identifica con él. Lo considera como una persona desactualizada", afirma.

Mulholland toma como ejemplo el lugar de residencia de Sandoval, los Angeles County, en donde la mitad de las personas que se registraron como nuevos votantes tiene entre 18 y 25 años. "Al nuevo votante le preocupaba la guerra en Irak, pero ahora el tema número uno es la economía. Muchos no pueden ir a la universidad ni pagar sus préstamos, algunos han tenido incluso que abandonar sus estudios. Por eso ven esperanza y cambio en Obama", señala.

Todos los expertos coinciden en que es la economía lo que está moviendo a las masas de nuevos votantes hacia las urnas en los últimos días. Mark Vargas, un voluntario de la campaña de Obama, que estuvo recientemente registrando votantes en Las Vegas, asegura que no se habla de otra cosa entre demócratas, republicanos y gente independiente. "El tema del aborto o los derechos de los homosexuales son considerados distracciones. En los tiempos buenos podríamos hablar de ellos, pero ahora la gente está perdiendo su trabajo y su casa, y no se van a dejar distraer. Quieren un cambio real", señala.

Medioambiente. Aunque los temas liberales, religiosos y ecológicos pasaron a segundo plano, para Sandoval el medio ambiente es un asunto esencial en la agenda electoral. Por eso comparte con Kim Schiffbauer, directora de Bioneers, un grupo de ambientalista con sede en Nuevo México, la teoría de que si no hay justicia social global no habrá justicia ambiental global. "Los jóvenes votantes son más conscientes. Se dan cuenta de que están heredando un planeta sin muchos recursos. Los estadounidenses son más conscientes del ambiente a nivel global pero en general la gente está preocupada por sus propios bolsillos, está perdiendo sus trabajos y creo que esto va hacer que evalúen mejor la justicia social y ambiental", asegura.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario