El Mundo

Crece la presión a Merkel por el acuerdo con Italia y España

Frankfurt.— Un grupo de 160 economistas líderes en Alemania redactaron una carta abierta pidiendo a la ciudadanía que no apoye los acuerdos alcanzados en la cumbre de la Unión

Viernes 06 de Julio de 2012

Frankfurt.— Un grupo de 160 economistas líderes en Alemania redactaron una carta abierta pidiendo a la ciudadanía que no apoye los acuerdos alcanzados en la cumbre de la Unión Europea (UE) de la semana pasada en Bruselas, según informaron ayer diarios locales.

La iniciativa, liderada por el director del influyente instituto Ifo, Hans-Werner Sinn, abre un nuevo frente a la canciller Angela Merkel, que desde sus concesiones a Italia y España en la cumbre viene afrontando crecientes críticas desde la oposición y desde los partidos que integran su propia coalición de gobierno.

El documento de los economistas, adelantado ayer por la web del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, considera que Merkel fue "forzada" en Bruselas a aceptar acuerdos como las ayudas directas a bancos en problemas o los avances hacia una unión bancaria europea, y califica de "erradas" esas decisiones.

"Vemos con gran preocupación el paso hacia una unión bancaria, que implica una mutualización de las deudas de los bancos del eurosistema", señalan los economistas.

La carta también rechaza que las ayudas europeas puedan entregarse directamente a los bancos y no sólo a los Estados, como ocurría hasta ahora, porque la deuda bancaria triplica la pública.

"Los contribuyentes, jubilados y ahorristas de los países hasta ahora más sólidos de Europa no pueden asumir la responsabilidad de garantizar esas deudas", señala el texto. "Ni el euro ni la idea de Europa se salvarán ampliando la ayuda a los bancos", critican los economistas. "Nuestros hijos y nuestros nietos sufrirán por ello", afirman.

También el presidente de la Unión de la Industria Alemana (BDI) compartió esa visión. "Desde el punto de vista de la economía alemana, no puede haber un fondo europeo de rescate a los bancos", afirmó Hans-Peter Keitel.

Merkel se defendió asegurando que las resoluciones de la cumbre "no implican en absoluto garantías adicionales" a las ya acordadas. La canciller pidió que los críticos "miren con detenimiento los acuerdos y se informen sobre lo que incluyen de verdad". Además, insistió, las ayudas a la banca sólo se darán una vez que se haya creado una nueva autoridad de supervisión europea independiente.

Sin embargo, las encuestas demuestran la impopularidad de las ayudas europeas entre los alemanes. Un 54 por ciento considera que no tiene sentido seguir invirtiendo millones en salvar la moneda común, según un sondeo publicado por la web Spiegel Online.

La ayuda de hasta 100.000 millones de euros que Europa prometió dar a la banca española tendrá que ser aprobada en la Cámara baja del Parlamento alemán en una sesión extraordinaria.

Los socialdemócratas del SPD, principal fuerza de la oposición, amenazaron a Merkel este miércoles con votar en contra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS