El Mundo

Correa gana la batalla judicial contra un diario crítico de su gobierno

Condenan a los directivos de El Universo a tres años de prisión y al pago de u$s 40 millones. La demanda por injurias había sido presentada hace un año por el presidente de Ecuador.

Viernes 17 de Febrero de 2012

Quito. - La Corte Nacional de Justicia de Ecuador ratificó ayer la condena a tres años de cárcel y al pago de 40 millones de dólares contra tres directivos del principal diario del país El Universo y un editorialista, en la demanda "por injurias" presentada por el presidente Rafael Correa. La sentencia abre un nuevo capítulo en la crispada relación que mantiene Correa con los medios de comunicación en sus cinco años de gobierno, y en momentos en que la Asamblea (Parlamento) tramita una polémica ley para regular los contenidos relacionados con la violencia y establecer sanciones a periodistas.

El autor del juicio, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, siguió en la sala judicial la extensa audiencia de 16 horas y con el rostro muy alegre ofreció una corta rueda de prensa al término, en la que dijo que daba "gracias a Dios porque ha brillado la verdad". Se ha creado un precedente en Ecuador, dijo, por que "se ha demostrado que no sólo se puede enjuiciar a los payasitos, sino también a los dueños del circo" y que "no solo es el responsable el que escribió, sino el directivo que permitió esa injuria".

El mandatario socialista presentó hace casi un año un juicio contra los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos del diario El Universo, y contra el editorialista Emilio Palacio, quien tiempo después renunció al diario y actualmente pide asilo político en Estados Unidos.

El abogado de El Universo, Joffre Campaña, anunció en tanto que el caso será llevado a la Comisión Interamericana para los Derechos Humanos CIDH y luego a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para litigar en ese ámbito exterior. Campaña dijo: "El presidente tiene evidentemente una misión clara, la de terminar con los medios independientes no sólo en Ecuador, sino generar un efecto cascada en América", afirmó.

La audiencia, de gran expectativa en Ecuador, se dio en la sede de la Corte Nacional de Justicia, la que estuvo asediada por militantes del grupo oficialista "Alianza País" que se mantuvieron activos y protagonizaron la quema de periódicos y agresiones a varios ciudadanos. Una fuerte dotación policial y de militares resguardó el recinto.

Polémica sublevación. El juicio arrancó en marzo de 2011, luego de que el editorialista Palacio publicara el artículo titulado "No a las mentiras" sobre la sublevación policial de septiembre de 2010 cuando gendarmes se alzaron por mejoras sociales y en la revuelta Correa resulto retenido en un hospital policial, de donde pudo salir en una acción militar sangrienta con víctimas. El editorial advertía: "En el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente". Los agentes dijeron que su acción fue para que no se eliminen beneficios económicos, pero Correa afirmó que fue un intento de golpe. El editorial de Palacio fue entendido como injurias calumniosas por Correa, quien inició el proceso pidiendo inicialmente una indemnización por 80 millones de dólares, que los jueces lo rebajaron a 40 conforme se ratificó ayer.

Asilo en Panamá. Horas después de la sentencia, Panamá otorgó asilo al director del diario ecuatoriano, Carlos Pérez. El presidente Ricardo Martinelli hizo el anuncio en su cuenta de Twitter. "Acabo de darle asilo al periodista del diario El Universo Carlos Pérez Barriga", escribió Martinelli. Panamá tiene una larga tradición en materia de asilo político. Aquí están asilados varios ex gobernantes latinoamericanos, entre ellos el ecuatoriano Abdalá Bucaram. Quito expresó su extrañeza por la decisión del gobierno de Panamá, y en ese sentido el canciller Ricardo Patiño sostuvo que Carlos Pérez "no es un perseguido político".

Al presentar su reclamo, Correa había señalado que la publicación no se apegó a la verdad y vulneró sus derechos y garantías, haciendo imputaciones falsas y delitos que lesionaban su honra, buen nombre e imagen no sólo personal sino pública. El 20 de julio de 2011, el juez penal 15, Juan Paredes, sentenció con tres años de prisión y al pago de 40 millones de dólares a los Pérez y a Palacio, y otros 40 millones a la compañía editorial El Universo. El 20 de septiembre, la segunda sala penal del Guayas ratificó la sentencia, y ahora la Corte hizo lo propio y mantuvo los montos de prisión e indemnización.

Al respecto, César Pérez dijo desde Miami que su hermano Carlos está asilado en la embajada de Panamá en Quito. Agregó que pese al fallo de la corte, El Universo seguirá funcionando y que teme por su seguridad física en Ecuador, pero expresó que piensa regresar a su país después de un viaje a Europa programado para la próxima semana. Condicionó, sin embargo, su vuelta a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos disponga una serie de medidas cautelares que dejarían en suspenso al fallo de la corte ecuatoriana.

Preocupación. La resolución, tanto por el monto como por la condena a propietarios de un medio, ha recibido un atención internacional sin procedentes y tras el fallo ya han empezado a producirse reacciones como el caso de la entidad Reporteros Sin Fronteras, cuya presidente Malen Aznarez indicó que "todo el proceso es una desmesura y un ataque continuado a la libertad de prensa". La sentencia no tiene ejecución inmediata. Grupos defensores de los derechos humanos, entre estos Human Rights Watch, han censurado las leyes penales sobre difamación como las existentes en Ecuador porque, dicen, confieren a los políticos inmenso poder para perseguir a la disidencia.

Eventual perdón

Correa dijo ayer que consultará con allegados sobre un posible perdón para el diario El Universo, luego de que cumplió con los objetivos de demostrar que ese medio, que cumplió 90 años, mintió y que no solo son responsables los que escriben sino los dueños. Declaró que como mandatario tiene “la capacidad legal de hacer la remisión (perdón) de la pena de cárcel y de la pena monetaria. Eso es lo que tengo que hablar con mis amigos, mi círculo más cercano”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario