El Mundo

Corea: Washington reitera que las sanciones no se levantan

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, insistió en que Estados Unidos no aliviará las sanciones impuestas a Corea del Norte hasta que el país comunista se haya desnuclearizado de forma completa, verficable e irreversible.

Viernes 15 de Junio de 2018

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, insistió en que Estados Unidos no aliviará las sanciones impuestas a Corea del Norte hasta que el país comunista se haya desnuclearizado de forma completa, verficable e irreversible. A la vez, Estados Unidos reiteró lo acordado sobre la suspensión de sus maniobras en Corea del Sur, una concesión a Corea del Norte en las históricas conversaciones del martes pasado en Singapur.

"Dejamos muy claro que las sanciones y el alivio económico que experimentará Corea del Norte sólo tendrá lugar tras la desnuclearización completa", dijo Pompeo durante un encuentro en Pekín con su homólogo chino, Wang Yi. Pompeo formuló su advertencia tanto en Seúl como en Pekín, adonde viajó para informar personalmente sobre los resultados de la histórica cumbre de Singapur entre el presidente Donald Trump y el dictador de Corea del Norte Kim Jong-un.

Pyongyang entendió la necesidad de un "rápido" proceso de desnuclearización, basado en "condiciones" y "seguimiento", dijo Pompeo durante una conferencia de prensa conjunta con sus homólogos de Corea del Sur y Japón, Kang Kyung Wha y Taro Kono, respectivamente.

Ya en China, Pompeo explicó que Estados Unidos tiene un "conocimiento razonable" del programa nuclear norcoreano, pero que necesita ampliarlo lo antes posible. "Es increíblemente importante que tengamos un conocimiento total lo más rápido posible", señaló. Muchos expertos han señalado que ir a negociaciones de nivel presidencial sin tener este conocimiento desde antes y en profundidad es una demostración de improvisación de parte de la administración Trump. Según Pompeo, China reafirmó su compromiso con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que aplican fuertes sanciones a Corea del Norte. "Tienen mecanismos de alivio y acordamos que se tendrán en cuenta en el momento apropiado", añadió Pompeo en Pekín.

El ministro chino, Wang, alabó los resultados de la cumbre entre Trump y Kim, que calificó de "importancia histórica" y que allanó el camino para una "solución pacífica" del conflicto nuclear. Pekín es considerado como uno de los beneficiados de la cumbre. Por un lado, Kim anunció su intención de desnuclearizar la península coreana y por otro, Trump se mostró dispuesto a poner fin a las maniobras conjuntas con Corea del Sur. Ambos aspectos benefician a China, a la que no le interesa tener armas nucleares estadounidenses a sus puertas. Pero estas no están en Corea del Sur, sino en en la base aeronaval de Guam.Corea del Sur no permite la presencia de armas nucleares en su territorio, aunque la llegada de Kim Jong-un en 2011 y su agresiva política nuclear llevó a algunos políticos y sondeos a pedir que esta política sea revisada. Seúl es signataria del Tratado de No Proliferación Nuclear.

El acuerdo firmado por Kim y Trump ha sido criticado por la ausencia de un calendario para el desarme nuclear de Corea del Norte y porque no explica cómo se verificará su cumplimiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario