El Mundo

Con un pie en el mando, Temer hila en silencio

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, dijo ayer que aguardará "muy silenciosa y respetuosamente" la decisión del Senado Federal sobre la apertura de un juicio político contra la presidenta, Dilma Rousseff.

Miércoles 20 de Abril de 2016

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, dijo ayer que aguardará "muy silenciosa y respetuosamente" la decisión del Senado Federal sobre la apertura de un juicio político contra la presidenta, Dilma Rousseff. El líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que se caracteriza por reconocidas prudencia, discreción y cautela, está a un paso de convertirse en el presidente de Brasil.

Lo acercó al cargo más importante del país la holgada victoria que obtuvieron el domingo en la Cámara baja los defensores del "impeachment" a la mandataria que se impusieron al oficialismo con 367 votos contra 137. Senadores del PT e incluso el fundador y líder máximo del partido de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva, admiten que será difícil que el Senado revierta el fallo de la Cámara baja, y más difícil aún, "casi imposible", aseguran, evitar la caída de la presidenta en caso de que el juicio sea abierto.

Ante esa perspectiva, el "inminente gobierno Temer" ya se maneja con soltura en Brasilia, pese a la mesura que intenta imponer el político de 75 años. "El Senado es el que dará la última palabra sobre este tema. Por lo tanto, sería inadecuado que yo dijera algo antes de que la solución sea acordada en el Senado", declaró un amable Temer, tras reconocer el "trabajo arduo" de los periodistas que lo persiguen como su sombra.

Temer descartó estar trabajando desde ya en el armado de su gabinete, para el cual la prensa ya tiene candidatos posibles y reformas eventuales. "No estoy" montando el gabinete, afirmó. No obstante, ya existen dos nombres que fueron manejados como posibles titulares del ministerio que tendrá por delante el mayor desafío de un eventual gobierno Temer: el de Hacienda, que deberá lidiar con una profunda recesión e índices de empleo e inflación que rondan el 10 por ciento.

Según informó ayer el diario O Globo, fue contactado para tal desafío el economista Arminio Fraga, ex presidente del Banco Central durante el gobierno del socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), quien habría rechazado la propuesta. Temer cenó el lunes con Fraga y el presidente del mayor opositor al gobierno, el senador Aécio Neves, correligionario del ex presidente Cardoso en el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Según la analista de economía del diario, Miriam Leitao, Fraga hizo durante la cena un grave diagnóstico de la situación económica del país y llegó a decir "esto es una emergencia". También estaría en la lista de posibles candidatos a titular de Economía el ex presidente del Banco Central durante el gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Henrique Meirelles, añade la versión periodística. "Lo que vemos como fundamental ahora es tener nombres apoyados por todo el mercado y que tengan proyección en el exterior. Tanto Arminio como Meirelles cumplen esos requisitos", dijo un asesor de Temer, citado por el medio, confirmando por un lado que ya se están tejiendo las bases del "gobierno Temer" y por otro la danza de nombres en el eventual futuro gabinete.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario