El Mundo

Con el Parlamento en receso, la oposición británica amasa un plan

En el primer día del receso del Parlamento ordenado por el gobierno, la oposición británica anunció ayer que está negociando un borrador de acuerdo para el Brexit que pueda ser votado ni bien vuelvan a sesionar, el 14 de octubre, antes de una cumbre clave de la Unión Europea (UE) y del plazo último a para abandonar el bloque regional.

Miércoles 11 de Septiembre de 2019

En el primer día del receso del Parlamento ordenado por el gobierno, la oposición británica anunció ayer que está negociando un borrador de acuerdo para el Brexit que pueda ser votado ni bien vuelvan a sesionar, el 14 de octubre, antes de una cumbre clave de la Unión Europea (UE) y del plazo último a para abandonar el bloque regional.

Antenoche, la sesión en la Cámara de los Comunes terminó con abucheos y gritos de protestas contra el primer ministro Boris Johnson y su decisión de pedir el receso parlamentario más largo desde 1930, según los registros del Poder Legislativo británico.

Ayer, lejos de volverse todos a sus distritos para descansar y preparar los congresos anuales de los partidos políticos, diputados conservadores, laboristas y liberales-demócratas se reunieron en Londres y propusieron reeditar el acuerdo fallido propuesto por la antecesora de Johnson, su correligionaria Theresa May, y utilizarlo de base para negociar un acuerdo que pueda ser aceptado por la mayoría del Parlamento.

Según adelantaron a la prensa, esta iniciativa —que incluye a miembros del oficialismo conservador que se enfrentó en los últimos meses a Johnson— ya cuenta con el apoyo de alrededor de 50 diputados, informó la agencia de noticias EFE.

El acuerdo que negoció May con la UE fracasó tres veces en la Cámara de los Comunes porque muchos diputados de la coalición oficialista rechazaron la llamada salvaguarda irlandesa que establecía que la región británica de Irlanda del Norte debía mantenerse dentro del espacio común europeo hasta que Londres y la UE definan cómo concretar el divorcio sin violar el acuerdo de paz irlandés que eliminó esa frontera.

"Lo que tenemos aquí son las bases perfectas para un acuerdo pragmático que, según creemos, puede lograr una mayoría en el Parlamento y comenzar a unificar a este país, profundamente dividido", anunció el laborista Stephen Kinnock, uno de los impulsores de la iniciativa.

Los socios minoritarios del gobierno de Johnson, los norirlandeses del Partido Democrático Unionista (DUP), fueron uno de los sectores que más se opusieron al acuerdo de May y hoy el responsable de su bancada legislativa, Jeffrey Donaldson, ratificó esa posición. "La idea de una salvaguarda solo para Irlanda del Norte, con una aduana entre la región y la isla de Gran Bretaña, no funciona", dijo Donaldson.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario