El Mundo

Con dinero hasta noviembre, Grecia vuelve a descartar el cese de pagos

Se demora el desembolso del sexto tramo de ayudas por unos 8.000 millones de euros. Los empleados públicos y privados vuelven a parar hoy en repudio a los planes de austeridad.

Miércoles 05 de Octubre de 2011

Atenas. - Grecia tiene fondos suficientes para pagar a los tenedores de sus bonos así como las jubilaciones y el salario de los funcionarios públicos hasta mediados de noviembre, dijo ayer el ministro de Hacienda, Evangelos Venizelos, descartando el temor de los mercados de que el país heleno caiga en la bancarrota dentro de unas semanas.

Entretanto, en Atenas, cientos de manifestantes bloqueaban varios ministerios, incluyendo los edificios de las carteras de Desarrollo, Salud, Justicia, Medio Ambiente, Cultura y Finanzas, por temor a perder sus puestos y a más recortes en los salarios.

Grecia había indicado anteriormente que se quedaría sin dinero para mediados de octubre si no recibía el próximo tramo, el sexto, de 8.000 millones de euros (11.000 millones de dólares) de un crédito de contingencia por valor de 110.000 millones de dólares. "Hasta mediados de noviembre es obvio que no habrá problemas", dijo Venizelos a su regreso de un encuentro de ministros de Hacienda de la eurozona efectuado en Luxemburgo.

Más ajuste. Los ministros de la eurozona pidieron el lunes nuevas medidas económicas y más privatizaciones a Grecia con miras a colmar los agujeros calculados en el presupuesto para 2013 y 2014, anunciando al mismo tiempo el aplazamiento de una decisión sobre la entrega de un préstamo crucial para ese país. indicaron que la decisión sobre la ayuda será tomada este mes. Venizelos dijo que las severas medidas anunciadas por su gobierno han cambiado el clima de las negociaciones por la deuda, y que sus socios europeos estaban más preocupados de ver reformas estructurales en la economía griega que medidas fiscales. "No necesitaremos más medidas, no son necesarias en la medida que seamos consistentes", declaró.

Hasta que los inspectores de la "troika" integrada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), no den luz verde a los nuevos ajustes extremos en Grecia, no habrá sexto tramo de asistencia internacional para el país de la ribera sur del Mediterráneo.

El fantasma del default. Los auditores internacionales de la deuda retrasaron su aprobación del próximo tramo que se esperaba en septiembre, debido al incumplimiento por parte de Atenas de las medidas pactadas. Ello ha planteado la posibilidad de que el gobierno socialista griego no pueda pagar los salarios de los funcionarios públicos ni las pensiones. Si no puede cumplir sus obligaciones con los tenedores de bonos, su bancarrota podría tener repercusiones en los mercados financieros de todo el mundo.

El gobierno de Grecia anunció esta semana que incumplirá su objetivo fiscal de 2011. La noticia de que el endeudado país tendrá un déficit del 8,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en vez del 7,6 por ciento previsto, pese a los fuertes recortes de gastos y alzas tributarias, puso en aprietos a las autoridades europeas que buscan evitar la moratoria.

Venizelos afirmó que Grecia usará 880.000 millones de euros en bonos soberanos para ofrecer a Finlandia como garantía real, medida exigida por el gobierno finés para aportar fondos de rescate a Atenas conforme a un segundo plan de ayuda de 109.000 millones de euros acordado en julio. Finlandia pide garantías reales a cambio de participar en el segundo rescate. Otros países amenazaron con exigir garantías similares si las obtiene Finlandia, pero Venizelos aclaró que ningún otro Estado de la eurozona lo pidió.

De acuerdo con reportes, los auditores internacionales presionan a Grecia para recortar el salario mínimo y abolir los contratos colectivos de trabajo.

Cancelación de vuelos. Los mayores sindicatos del país aseguraron que procederán con huelgas y manifestaciones en respuesta a las más recientes medidas de recorte. Los gremios públicos y privados realizarán hoy una huelga de 24 horas, cerrando ministerios, oficinas municipales, escuelas y universidades, mientras que los hospitales operarán con personal de emergencia. Los controladores del tráfico aéreo se sumarán a la huelga, lo que llevará a la cancelación de todos los vuelos. Los sindicatos también declararon una huelga nacional el próximo 19 de octubre.

El ministro Venizelos rechazó en tanto los informes de los medios sobre la posibilidad de implementar nuevos planes de ahorro más allá de los anunciados el pasado domingo. Esto crea confusión, dijo. "Leo informes aterradores que indican que se tomarán más medidas. Eso no es cierto", aseveró el economista. Grecia ahora debe cumplir con lo prometido, sostuvo y aseguró una vez más que su país respetará todos los objetivos de ahorro prometidos y permanecerá en la eurozona.

Alto desempleo

El desempleo en España volvió a subir en septiembre, por segundo mes consecutivo, al aumentar en un 2,32% _95.817 personas_ con respecto a agosto. Con este aumento, la cifra total de personas sin trabajo llegó a 4.226.744. El desempleo en España afecta al 20,9% de la población activa total y al 46,2% de los jóvenes menores de 25 años, los niveles más altos en la zona euro. El Ministerio de Trabajo atribuyó el alza sobre todo a la finalización de los contratos de verano, al terminar la temporada alta del turismo, y a los fuertes recortes de los gobiernos regionales en materia de educación y salud pública.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario