El Mundo

Combates en cercanías de la capital de Libia

Los renovados combates en torno a la capital de Libia, Trípoli, han causado el desplazamiento de casi 3.000 personas, según informó la ONU, mientras la cifra de muertes ascendía a 51, incluyendo combatientes y civiles.

Martes 09 de Abril de 2019

Los renovados combates en torno a la capital de Libia, Trípoli, han causado el desplazamientod e casi 3.000 personas, según informó la ONU, mientras la cifra de muertes ascendía a 51, incluyendo combatientes y civiles.

La violencia estalló cuando las fuerzas de un comandante rebelde avanzaron sobre Trípoli y se enfrentaron con las milicias aliadas al gobierno, respaldado por la ONU. Los choques amenazan con desatar una nueva guerra civil como la que ocurrió en 2011 y desembocó en el derrocamiento del dicador Muammar Khadafy.

La coordinadora de la ONU para Libia, María do Valle Ribeiro, dijo que los choques han impedido dar ayuda humanitaria a las víctimas y han derribado líneas de electricidad. La violencia, además, está agravando las penurias de los migrantes confinados en centros de detención en la capital libia.

Ayer estallaron fuertes combates alrededor del clausurado aeropuerto internacional, a unos 24 kilómetros del centro de Trípoli.

Aviones de combate atacaron las pistas de la terminal, donde se podía observar a al menos dos helicópteros militares pesados.Ahmed Musbah, un habitante de la zona, dijo que escuchó disparos desde el poblado de Bin Ghashir, al sur del aeropuerto. .

El autoproclamado Ejército Nacional de Libia, liderado por Khalifa Haftar, dijo el sábado que había conquistado la zona. Sin embargo, las milicias del gobierno avalado por la ONU en Trípoli aseguran haber recuperado el lugar. El aeropuerto no funciona regularmente desde que quedó destruido por combates en 2014.

El Ministerio de Salud del gobierno asentado en Trípoli dijo que por lo menos 27 personas murieron y que 27 resultaron heridas desde el jueves, cuando las milicias de Haftar iniciaron su ofensiva. Esta milicia informó que 22 de sus integrantes murieron desde que comenzó la ofensiva.

El enviado de la ONU para Libia, Ghassan Salame, dijo que se reunió con Fayez Sarraj, jefe del gobierno en Trípoli, para hablar de cómo la misión de la ONU "puede dar asistencia en esta coyuntura tan crítica e importante".Desde el derrocamiento de Khadafy, Libia ha quedado hundida por la violencia, con dos gobiernos paralelos, cada uno con su propia milicia además de otros numerosos grupos armados. La fuerte presencia de Al Qaeda y el Estado Islámico agrava aún más la situación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario