El Mundo

Colombia: revelan supuestos contactos por narcotráfico entre Farc y paramilitares

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y grupos paramilitares unieron sus fuerzas para encarar juntos el negocio del narcotráfico, denunció hoy el jefe de la Policía Nacional de Colombia, general Oscar Naranjo.

Martes 01 de Julio de 2008

Bogotá.- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y grupos paramilitares unieron sus fuerzas para encarar juntos el negocio del narcotráfico, denunció hoy el jefe de la Policía Nacional de Colombia, general Oscar Naranjo.

“Es una tendencia muy marcada que comenzó desde hace 18 meses y es que estos grupos criminales, que básicamente están dedicados al narcotráfico, han ido estableciendo cada vez más, y ya no de manera espontánea y aislada, alianzas con las Farc”, dijo Naranjo a Caracol Radio.

Según relataron fuentes de Inteligencia a la emisora de Bogotá, los datos sobre estas presuntas alianzas surgieron de informaciones que dieron guerrilleros y paramilitares desmovilizados.

En esa línea, Naranjo indicó que esa colaboración se da principalmente en los departamentos de Bolívar, en el norte colombiano; en Córdoba, en el este, y en Meta, Guaviare y Guainía, al sur y sudeste del país.

Tras la desmovilización de paramilitares reunidos en las llamadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en un proceso de negociación con el Gobierno iniciado en 2003, algunos miembros de esos grupos reactivaron sus actividades en el tráfico de drogas en lo que el gobierno denomina “bandas emergentes”.

En esa cooperación, dijo el jefe policial, los frentes guerrilleros prestan protección armada a los cultivos mientras las bandas paramilitares procesan y trafican la droga.

“Esas funciones luego viraron a la creación de cultivos ilícitos protegidos por las Farc y a la producción de la pasta base y cocaína, en este caso supervisadas por grupos paramilitares vinculados a capos del narcotráfico”, indicó Naranjo.
Aseguró que esas bandas emergentes serían unas 16 ó 17 con unos 1.800 a 1.900 hombres armados en distintas zonas del país.

Naranjo añadió a Caracol que la alianza, “impensable hace unos años”, es el producto de la necesidad de unir fuerzas para “proteger el negocio de la cocaína” debido a que ambos grupos sufrieron derrotas y duros golpes por parte de los cuerpos policiales y militares, que redujeron el número de sus miembros.

En lo que va del año, las autoridades incautaron al menos 52 toneladas de cocaína, de la cual Colombia es el primer productor del mundo. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario