El Mundo

Colombia: paramilitares detenidos prometen paz y reconciliación

Antiguos subordinados del ex jefe  paramilitar Diego Murillo, alias “Don Berna”, extraditado ayer a  Estados Unidos, le prometieron hoy al gobierno colombiano que  mantendrán su “compromiso con la causa de la paz y la  reconciliación”. Ayer, un presunto rompimiento de ese compromiso por parte de  los paramilitares hizo que el gobierno de Alvaro Uribe extraditara  a 13 jefes de esos grupos irregulares -entre ellos el propio  Murillo- y a un capo de la droga a Estados Unidos.

Miércoles 14 de Mayo de 2008

Bogotá- Antiguos subordinados del ex jefe  paramilitar Diego Murillo, alias “Don Berna”, extraditado ayer a  Estados Unidos, le prometieron hoy al gobierno colombiano que  mantendrán su “compromiso con la causa de la paz y la  reconciliación”. Ayer, un presunto rompimiento de ese compromiso por parte de  los paramilitares hizo que el gobierno de Alvaro Uribe extraditara  a 13 jefes de esos grupos irregulares -entre ellos el propio  Murillo- y a un capo de la droga a Estados Unidos.

El director de una ONG que nuclea a ex paramilitares llamada  Corporación Democracia (CD), Ubaldo Ayala, explicó que esta  postura es un “homenaje a Don Berna (su líder)” y a las  orientaciones que él les impartía desde la cárcel.

Un comunicado de la CD, divulgado hoy en su página web por la  emisora Radio Santa Fe, aclara que esa organización reúne a muchos  de los 874 miembros del desaparecido Bloque Cacique Nutibara  (BCN), al mando de Don Berna.

Ese comando, uno de los más poderosos del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), dejó las armas el 25 de  noviembre de 2003, en la primera desmovilización masiva de esos  grupos armados paraoficiales.

El vocero de la ONG dijo que los desmovilizados recibieron  “con dolor la sorpresiva” extradición de Murillo y los otros ex  mandos de las AUC, incluido Salvatore Mancuso, ex jefe máximo de  la organización paramilitar.

Murillo colaboraba de manera activa con la justicia y cumplía  de manera cabal con sus compromisos, agregó Ayala, que consideró  que el Gobierno de Uribe debe presentar las pruebas que lo  llevaron a ordenar la extradición.

Uribe sostuvo ayer que algunos de los ex jefes paramilitares  habían reincidido, otros no colaboraban con la justicia y todos habían dejado de cumplir con la reparación económica a las miles  de familias de las víctimas que dejó la actividad de las AUC.

Por su parte, el gobierno colombiano aseguró hoy que los 14 ex  jefes paramilitares que fueron extraditados a Estados Unidos serán  procesados por sus delitos de lesa humanidad en Colombia una vez  terminen con sus condenas en el primer país, informó un  funcionario.

“Una vez que los liberen allá los traeremos acá para que  paguen sus penas porque eso forma parte de las reglas de juego.  Ellos no quedan eximidos de todos los crímenes de lesa humanidad  que han cometido”, sostuvo el ministro de Defensa, Juan Manuel  Santos, informó la agencia DPA.

Según el funcionario, el gobierno demostró con la extradición  de los 14 ex integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia  (AUC) que “la ley hay que cumplirla” y sus hechos no “quedarán  impunes”.

“Aquí estaban continuando con sus crímenes, delinquiendo desde  las cárceles. Haciéndole daño a la sociedad colombiana y queremos  reparar en todas las formas posibles a las víctimas”, afirmó el  ministro a RCN Radio. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario