El Mundo

Colombia debe elegir presidente entre un conservador y un ex guerrillero

En la primera vuelta, el "uribista" Iván Duque sacó clara ventaja sobre el izquierdista Gustavo Petro. El ballottage se hará el 17 de junio.

Lunes 28 de Mayo de 2018

El conservador Iván Duque y el izquierdista Gustavo Petro, que encarnan dos visiones contrapuestas del proceso de paz en Colombia, disputarán el 17 de junio el ballottage que definirá quién de los dos será el próximo presidente del país. Ambos obtuvieron el primero y segundo puesto en la primera vuelta presidencial realizada ayer, aunque quedaron muy lejos de la mayoría absoluta. Duque confirmó su preferencia, mientras Petro, ex guerrillero y ex alcalde de Bogotá, debería remontar la diferencia. Será decisivo el voto del tercero, Sergio Fajardo, que ayer logró casi 24 por ciento de apoyos.

Escrutado el 99,68 por ciento de las mesas, Duque, del Centro Democrático, obtuvo el 39,13 por ciento (7,5 millones de votos), mientras que Petro, del movimiento izquierdista Colombia Humana, tuvo el 25,09 por ciento (4,8 millones). Duque promete hacer reformas al acuerdo de paz firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), en tanto que Petro dice que respetará el pacto y que profundizará medidas para facilitar la inserción de los ex extremistas a la vida legal. Las Farc, que se legalizaron como partido político, tienen un nivel de popularidad tan bajo que desistieron de la competencia presidencial. En el tercer lugar, cerca de Petro, se ubicó Sergio Fajardo, de una alianza de centroizquierda, con un 23,74 por ciento de votos (4,5 millones). A su vez, Germán Vargas Lleras, candidato de una parte de la coalición del actual gobierno del presidente Juan Manuel Santos, obtuvo un 7,27 por ciento, en tanto que Humberto de la Calle, del Partido Liberal, que también respalda al saliente gobierno, quedó con un 2,06 por ciento.

Las urnas abrieron a las 8 de la mañana y la jornada transcurrió en un ambiente de plena tranquilidad, muy diferente al de épocas pasadas, cuando eran habituales los ataques de los grupos guerrilleros.

Ahora las Farc participan en política mediante un partido legal que lleva las mismas siglas, tras la firma del acuerdo de paz de 2016. Su performance electoral en las pasadas elecciones parlamentarias del 11 de marzo fue pésima y esto llevó a que desertara de la competencia presidencial de ayer. Mientras, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) negocia en Cuba con el gobierno. El grupo extremista declaró una tregua desde el viernes y hasta mañana.

La sombra de Venezuela

Las votaciones concluyeron a las 16 y, como es habitual en Colombia, los resultados se conocieron con extraordinaria rapidez, pese a que el país usa boleta de papel y no ha adoptado el sistema electrónico. Muchos compararon este sufragio con las recientes y muy cuestionadas elecciones en la vecina Venezuela, donde la victoria del presidente Nicolás Maduro es considerada fruto del fraude y no fue reconocida por numerosas naciones. Pese a ser electrónico, el resultado en Venezuela tardó muchas horas en darse a conocer. La masiva afluencia de los venezolanos que escapan del régimen chavista fue un tema álgido de la campaña. Tanto el derechista Duque como el ex guerrillero Petro prometen mantener una línea de denuncia de los abusos de Maduro contra su pueblo y llevarlo ante la ONU y otras instancias internacionales.

En Colombia, apenas una hora y media después del cierre de las mesas, la Registraduría Nacional del Estado Civil ya había publicado el escrutinio del 99,03 por ciento de las 97.663 mesas instaladas en todo el país. Un poco más de 36,7 millones de colombianos mayores de 18 años estaban habilitados para escoger al sucesor de Santos, cuyo periodo culmina el 7 de agosto.

La abstención, habitual en las elecciones en Colombia, donde no es obligatorio el voto, bajó esta vez. Más del 53 por ciento de las personas habilitadas para votar acudió a las urnas. Santos, con una imagen favorable que no supera el 20 por ciento, fue elegido en 2010, cuando era el abanderado de las ideas de su antecesor, Alvaro Uribe (2002-2010), el vencedor de las Farc en los campos de batalla. Sin embargo, Santos rompió con Uribe en el tratamiento de las Farc, y en 2014 fue reelegido tras vencer al candidato del Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga.

El jefe de Estado ya no podía aspirar a un tercer mandato, pues durante su segundo gobierno el Congreso aprobó una enmienda para volver a prohibir la reelección presidencial. El partido de Uribe ostenta la mayoría en el Congreso y en las pasadas elecciones su líder resultó reelecto senador con la mayor cantidad de votos en esa jornada. El futuro presidente deberá lidiar con ese Congreso, dominado por Uribe.

confiado. Iván Duque ayer, luego de votar. Lo respalda Alvaro Uribe.

Iván DUQUE

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario