El Mundo

Clinton no logró el apoyo de Brasil para imponer sanciones a Irán

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, fracasó ayer en su intento por lograr el apoyo de Brasil para imponer más sanciones a Irán y dijo que Teherán sólo negociaría después de que las Naciones Unidas tome medidas más severas. En declaraciones formuladas durante una visita oficial a Brasil, que apoya una línea más suave contra Teherán, Clinton dijo que era el momento para la acción en la disputa nuclear iraní.

Jueves 04 de Marzo de 2010

Brasilia. — La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, fracasó ayer en su intento por lograr el apoyo de Brasil para imponer más sanciones a Irán y dijo que Teherán sólo negociaría después de que las Naciones Unidas tome medidas más severas. En declaraciones formuladas durante una visita oficial a Brasil, que apoya una línea más suave contra Teherán, Clinton dijo que era el momento para la acción en la disputa nuclear iraní. "El momento para la acción internacional es ahora. Sólo después de aprobar sanciones en el Consejo de Seguridad, Irán negociará de buena fe", dijo. "Esa es mi convicción, es la convicción de nuestra administración: que una vez que la comunidad internacional hable al unísono en torno a una resolución, entonces los iraníes vendrán y comenzarán a negociar", agregó Clinton.

Pese a sus fuertes palabras, Clinton no consiguió el apoyo de Brasil para nuevas sanciones y el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, declaró que no era prudente "arrinconar a Irán" por su programa nuclear, y que insistirá a los líderes mundiales con buscar una solución pacífica luego de que visite el país asiático la semana próxima.

Un frente unido. La misión de Clinton a Brasilia se produjo en momentos en que diplomáticos estadounidenses buscan persuadir a miembros clave del Consejo de Seguridad de la ONU de que ha llegado el momento de actuar respecto a Irán, que ha desafiado exigencias de la ONU de que deje de enriquecer uranio. Si bien toda la atención sigue concentrada en Rusia y China, que tienen poder de veto sobre cualquier resolución, Estados Unidos esperaba ganar el apoyo de miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, como Brasil y Turquía, para presentar un frente unido en la disputa nuclear iraní.

En declaraciones formuladas pocas horas antes de recibir en el palacio de Itamaraty a Hillary Clinton, Lula volvió a manifestarse contrario a la adopción de nuevas sanciones contra Irán, a raíz de las sospechas que rodean el programa nuclear del país persa: "No es prudente poner a Irán entre la espada y la pared", dijo. "No es prudente poner a Irán entre la espada y la pared. Es necesario establecer negociaciones con ese país. Brasil entiende que es posible construir un otro camino, conversando". El mandatario dijo querer para Irán lo mismo que para Brasil: "que use la energía nuclear para fines pacíficos. Si Irán va más allá de eso, no podremos estar de acuerdo", agregó.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, repitió que Brasil sentía que aún existía espacio para otros dos o tres meses más de negociaciones con Irán. "Aún tenemos alguna posibilidad de llegar a un acuerdo pero eso podría requerir mucha flexibilidad en ambos lados", dijo Amorim durante una rueda de prensa junto a Clinton. "No cederemos simplemente al consenso en evolución si no estamos de acuerdo", agregó.

El canciller minimizó las diferencias entre los gobiernos de Brasil y Estados Unidos sobre la cuestión de Irán, al considerar que "las personas adultas consiguen vivir en divergencia" y que "la divergencia entre adultos lleva al diálogo".

Decepción. Clinton expresó decepción ante la postura brasileña y dijo que las negociaciones con Irán habían sido infructuosas. "La puerta está abierta para la negociación, nunca la cerramos. Pero no vemos a nadie, ni lejos a la distancia, caminando hacia ella", declaró Clinton. Además, instó a los países a ser cautelosos ante las garantías de Irán respecto a que sólo tiene intenciones pacíficas. "Hemos visto un Irán que corre a Brasil, un Irán que corre a Turquía y un Irán que corre a China diciéndoles diferentes cosas para evitar sanciones internacionales", manifestó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS