El Mundo

Ciberintrusos atacan a Mastercard y a otros enemigos de Wikileaks

Ola de mensajes solidarios en la web al fundador del portal, que permanece detenido en Londres. Australia ofrece protección consular a Julian Assange y acusa a Estados Unidos.

Jueves 09 de Diciembre de 2010

Londres.- Los simpatizantes de Wikileaks contraatacaron ayer a los supuestos enemigos de Julian Assange haciendo blanco de sus bloqueos a los cibersitios de los fiscales de Suecia, el abogado sueco cuyas clientas han acusado a Assange de delitos sexuales y a las autoridades suizas que congelaron su cuenta bancaria. Visa y Mastercard, que cortaron su relación de pagos con Wikileaks, también experimentaron intensos problemas tecnológicos. La campaña de venganzas en línea parecía tomar la forma de bloqueo de servicio en que las computadoras son abrumadas con cataratas de solicitudes de datos que las tornan inactivas o dificultan su operación. Los ataques son parte de una oleada de apoyo a Wikileaks por todo Internet. Twitter desbordaba ayer de mensajes de solidaridad, mientras la página de Facebook alcanzó el millón de partidarios.

Australia, en tanto, culpó ayer a Estados Unidos por la divulgación por parte de Wikileaks de los cables diplomáticos y dijo que su fundador, Assange, no debía ser acusado y que le prestará asesoramiento consular como a cualquier otro ciudadano australiano.

Cuentas bloqueadas. Por su parte, la organización Wikileaks, que continuó difundiendo documentos diplomáticos secretos estadounidenses, es atacada por todos los flancos. Su fundador está preso en Gran Bretaña defendiéndose de un pedido de extradición de Suecia por supuestos delitos sexuales. Sus abogados se preparan para una dura batalla legal y planean ofrecer una fianza de hasta 200.000 libras (u$s315.000), que respaldarían activistas, periodistas y cineastas, entre otros. Si la fianza y el intento por rechazar la extradición a Suecia no son suficientes, llevarán entonces el caso hasta la Corte Suprema de Reino Unido. Wikileaks continuó entretanto filtrando informaciones diplomáticas sobre Estados Unidos. “No nos dejaremos acallar, ni por acciones jurídicas ni por la censura de empresas”, aseguró el vocero de la web Kristinn Hrafnsson.

Visa, Mastercard, PayPal Inc. y la compañía suiza Postfinance, además de otras, bloquearon los canales por los que Wikileaks recibía fondos de sus simpatizantes. Estados Unidos también investiga si Assange puede ser juzgado por espionaje u otros cargos.

Anónimos. Per Hellqvist, especialista en seguridad en la firma Symantec, dijo que una red casual de activistas llamada “Anonymous” estaría detrás de los ataques. El grupo, que antes se enfocó en la Cientología y la industria musical, prometió ayudar a Assange atacando cibersitios hostiles a Wikileaks.

No estaba inmediatamente en claro cuáles de los ataques eran obra suya, aunque activistas en Twitter y otros foros los felicitaron. El portal de MasterCard, que dijo no procesaría más donaciones para Wikileaks, estaba bloqueado o sumamente lento ayer. La compañía se limitó a decir que experimentaba “tráfico intenso”. El cibersitio del abogado sueco Claes Borgstrom, que representa a dos mujeres en las denuncias sobre supuestos delitos sexuales contra Assange, no estuvo ayer disponible. El sistema financiero de los correos suizos, Postfinance, que cerró la nueva cuenta bancaria de Assange el lunes, también experimentaba dificultades. El vocero Alex Josty dijo que el sitio cedió el martes ante una catarata de tráfico y parecía estar mejor ayer, pero no totalmente normalizado.

Aunque una compañía de Internet tras otra cortaron sus vínculos con Wikileaks en medio de intensas presiones de Estados Unidos —Amazon.com, PayPal Inc., EveryDNS—, los esfuerzos del gobierno francés por impedir que una empresa en su país sirva de base para la dirección actual del cibersitio —wikileaks.ch— fracasaron.

Finalmente, el canciller de Australia, Kevin Rudd, dijo que las personas que originalmente filtraron los documentos, no Assange, eran legalmente responsables, y puso interrogantes sobre la “suficiencia” de la seguridad estadounidense. “Assange no es en sí mismo responsable por la divulgación no autorizada de 250.000 documentos diplomáticos estadounidenses. Los responsables por ellos”, dijo.

Armas para Chávez

Según cables filtrados por Wikileaks, altos funcionarios del gobierno ruso confesaron que habían vendido a Venezuela 100 misiles antiáereos de manejo individual, una de las armas que Washington considera más desequilibrantes en la región. Aunque Hugo Chávez había anunciado la adquisición, nunca se había revelado la cifra ni se sospechaba que fuese tan alta.

En prisión y también en un pesebre

Assange puede estar solo en la cárcel en Londres, pero en los tradicionales pesebres de Navidad en Nápoles, en el sur de Italia, está bien acompañado: con Jesús, María y José. Su estatuilla fue creada por Gennaro Di Virgilio, que todos los años elige a un personaje contemporáneo para esculpir y colocar en un pesebre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS