El Mundo

China le respondió a Trump y aranceló miles de productos de EEUU

La medida afecta a unos 60 mil millones de dólares de importaciones. Washington podría imponer tarifas a la casi totalidad de importaciones chinas.

Martes 14 de Mayo de 2019

La guerra comercial entre China y Estados Unidos escaló por segunda vez en pocos días: Pekín decidió responder a la suba de aranceles de Washington con una medida similar. China aplicará aranceles a importaciones de EEUU que valen unos 60 mil millones de dólares, en respuesta al aumento de aranceles a 200 mil millones de dólares de importaciones chinas que ordenó Donald Trump el viernes pasado. El estadounidense podría ahora imponer aranceles a la casi totalidad de las importaciones chinas. La guerra comercial, que sepultó casi seis meses de negociaciones, ha tenido efecto mundial en los mercados de valores (ver pags.11 y 12).

El Ministerio de Finanzas chino explicó en un comunicado que el aumento de aranceles afectará a partir del próximo 1º de junio a más de 4.500 productos estadounidenses, valuados en unos 60.000 millones de dólares. Son los mismos que Pekín eligió el año pasado para la primera represalia contra EEUU, tras su primera suba de tarifas hace algo más de un año. Según desglosó, a cerca de 2.500 productos estadounidenses le impondrán un arancel del 25 por ciento, a 1078, 20 por ciento; a casi 1.000, 10 por ciento; y a los 595 restantes le mantendrá la tarifa del 5 por ciento.

El viernes pasado, tras la más reciente ronda de negociación bilateral en Washington, Trump decretó un aumento de aranceles del 10 al 25 por ciento para una lista de productos chinos, valuados en unos 200.000 millones de dólares de importaciones. Trump había condenado al fracaso esas negociaciones porque había anticipado su decisión de aumentar las tarifas varios días antes.

"Estas medidas de Estados Unidos llevaron a una escalada de las fricciones comerciales y económicas chino-estadounidenses, opuestas al consenso alcanzando entre China y Estados Unidos de resolver las diferencias comerciales a través de consultas, sin poner en peligro los intereses de ambos lados y sin reconocer las expectativas generales de la comunidad internacional", concluyó el Ministerio de Finanzas chino. Un periodista oficial, Hu Xijin, adelantó por Twitter que China podría suspender la compra de productos agrícolas y de energía a Estados Unidos, reducir sus órdenes de compra a la estadounidense Boeing y restringir el comercio de servicios.

La respuesta de China termina de sepultar la tregua que los dos gobiernos habían sellado en diciembre pasado en Buenos Aires, al margen de la cumbre del G20, y es una pésima noticia para la economía mundial.

Trump respondió en su estilo a la decisión de Pekín. "Muchas empresas se irán de China a Vietnam o a otros países de Asia. Por eso, China está tan desesperada por hacer un acuerdo! Eso es muy malo para China y muy bueno para Estados Unidos!", escribió en Twitter. "Pero China se aprovechó tanto de Estados Unidos en los últimos años, que están mucho más adelante de nosotros (nuestros presidentes no hicieron su trabajo). Por lo tanto, China no debería tomar represalias, empeoraría las cosas!", continuó. "Le digo abiertamente al presidente Xi (Jinping) y a todos mis amigos en China que China sufrirá mucho si no hace un acuerdo porque las empresas serán forzadas a abandonar China e irse a otros países. Será muy caro comprar en China. Tenías un gran acuerdo, casi completo y te retiraste!", agregó, dirigiéndose directamente a su par chino.

Luego del fracaso del viernes, Trump amenazó con imponer aranceles al 95 por ciento de las importaciones de China. Trump "ordenó iniciar el proceso de aumentar los derechos de aduana a casi todo el resto de las importaciones de China, que están estimadas en unos 300.000 millones de dólares", comentó el representante Robert Lighthizer. Pese a todo, ayer el asesor de la Casa Blanca Larry Kudlow pronosticó una posible reunión entre Trump y Xi el mes próximo en Japón. Y el canciller chino, Wang Yi, destacó que "las negociaciones han alcanzado un progreso serio y significativo". En 2018, Estados Unidos importó productos de China por 539.503 millones de dólares, acumulando un déficit de 419 mil millones.

"made in america". Un lavarropas de General Electric destaca que fue fabricado en EEUU.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});