El Mundo

China detuvo al titular de Interpol y no da información

Meng Hongwei viajó de Francia a Pekín y no se supo más nada de él. Fue capturado por agentes del PC chino, del que fue alto funcionario de seguridad

Sábado 06 de Octubre de 2018

El presidente de Interpol, el chino Meng Hongwei, cuya familia había denunciado su desaparición después de que viajara a China el 29 de septiembre, está detenido "bajo investigación" en ese país, según el diario independiente "South China Morning Post". En otras palabras, el jefe de Interpol fue detenido sin aviso al llegar a China y las autoridades que no dieron a conocer esta acción.

Según una fuente del diario hongkonés, Meng está siendo "investigado" en China, aunque "no está clara" la razón ni el lugar en el que se encuentra presuntamente retenido. Se lo llevaron las autoridades de disciplina del Partido Comunista para ser interrogado "tan pronto como aterrizó en China" la semana pasada.

La policía francesa abrió ayer una investigación tras su desaparición, después de que el pasado 29 de septiembre viajara desde Lyon, sede central de Interpol, y de que, según la radio Europe 1, su esposa acudiera a la policía al no saber nada de él desde su partida. Fue tras interrogar a la esposa cuando las autoridades decidieron iniciar una investigación por "desaparición inquietante".

Interpol ha reconocido ayer que está al tanto de las informaciones sobre la desaparición de su presidente y que es un asunto que concierne "tanto a las autoridades francesas como a las chinas".

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China no ha respondido por el momento a las preguntas de las agencias. Es una conducta típica de la dictadura china guardar silencio cuando detiene a extranjeros, que luego aparecen detenidos y procesados ante un tribunal.

Meng, de 64 años, era vicesecretario de seguridad chino cuando fue elegido al frente de Interpol en noviembre de 2016, en sustitución de la francesa Mireille Ballestrazzi, para un mandato de cuatro años. Considerado un "peso pesado" del Partido Comunista Chino, su nombramiento creó gran malestar entre las organizaciones defensoras de los derechos humanos, dado que la dictadura de Pekín se sirve de Interpol para perseguir a sus opositores.

Interpol está integrada por 192 países y coordina la acción policial internacional. En respuesta a esas críticas, Interpol aseguró que el presidente de la institución no se ocupa de la dirección operativa de la organización, que recae en el secretario general, puesto que en la actualidad ocupa el alemán Jürgen Stock. El artículo 3 de sus estatutos prohíbe toda injerencia en materia política.

Interpol cuenta con siete oficinas regionales en el mundo, además de representaciones en todos los países miembros, que se suman a las que hay ante la ONU, en Nueva York, y ante la Unión Europea, en Bruselas.

Al presidente de Interpol, como al resto de los miembros del Comité Ejecutivo, lo elige la Asamblea General de la organización, en la que están representados todos los Estados miembros. Sus funciones son, básicamente, aplicar las orientaciones decididas por esos países y supervisar el trabajo del secretario general. Es aquí donde precisamente un representante de una dictadura puede influir en el accionar de Interpol, señalan los críticos de la designación de Meng. El que ahora parece haber caído víctima del aparato represivo del que formó parte durante casi toda su vida.

Censura en Honk Kong

En tanto, el gobierno de Hong Kong se rehusó a renovar la visa de unperiodista del Financial Times, luego de que enfureció a Pekín al presidir una charla con activistas a favor de la independencia. Grupos de derechos humanos dijeron que el rechazo es un nuevo indicio de la expansión de restricciones por Pekín en Hong Kong, un territorio semiautónomo.

víctima. Meng quedó al frente de Interpol en noviembre de 2016.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});