El Mundo

China apoya el libre comercio ante las trabas comerciales de EEUU

El primer ministro chino, Li Keqiang, defendió ayer el libre comercio, en medio de la guerra comercial con Estados Unidos que se agudizó el lunes cuando el gobierno de Donald Trump anunció nuevos aranceles y Pekín respondió con nuevos impuestos.

Jueves 20 de Septiembre de 2018

El primer ministro chino, Li Keqiang, defendió ayer el libre comercio, en medio de la guerra comercial con Estados Unidos que se agudizó el lunes cuando el gobierno de Donald Trump anunció nuevos aranceles y Pekín respondió con nuevos impuestos. "Es importante que conservemos los principios fundamentales del multilateralismo y el libre comercio", dijo Li durante el Foro Económico Mundial de Tianjin, conocido como el "Davos de Asia". El primer ministro chino no se refirió directamente al conflicto comercial de su país con Estados Unidos, pero advirtió que las disputas deben solucionarse mediante el diálogo. El aislamiento de algunos países no es la solución, dijo Li. El político chino habló ante los inversores y participantes en este foro anual que se celebra en China por duodécimo año. Li prometió que China continuará "a mayor velocidad" con la apertura de su economía y que reducirá las trabas a las empresas extranjeras. También seguirá reduciendo el nivel medio de aranceles, señaló.

Trump anunció el lunes nuevos aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares. Estados Unidos ya ha aplicado aranceles adicionales a productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares, así que cuando las nuevas tasas entren en vigor la mitad de todos los bienes importados por Estados Unidos desde China estarán sujetos a aranceles.

Desequilibrio

China respondió a Trump anunciando que aumentará el gravamen a productos estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares. La Casa Blanca acusa a China de violar los derechos de propiedad intelectual pero también de robar tecnología, lo que contribuye a aumentar aún más, según Washington, el desequilibrio en las relaciones comerciales bilaterales.

Tras el anuncio de nuevos aranceles aduaneros estadounidenses a las importaciones desde China, el premier también negó vigorosamente que Pekín haya devaluado al yuan deliberadamente para apoyar a sus exportadores y moderar el impacto de las tensiones comerciales, como afirma Trump. El yuan cayó frente al dólar en los últimos meses, efectivamente, pero "no existe ninguna evidencia" de manipulación. "China nunca encarará una depreciación del yuan para estimular sus exportaciones, porque (esto) le provocaría más daños que beneficios", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario