El Mundo

Chile hizo una masiva consulta sobre la reforma constitucional

No era vinculante y la organizaron 200 de las 346 municipalidades del país. Más del 90 por ciento votó a favor del cambio de la Constitución vigente.

Lunes 16 de Diciembre de 2019

La Asociación Chilena de Municipalidades convocó ayer a las urnas a millones de ciudadanos en más de 220 comunas de las 346 que tiene el país para opinar en consultas no vinculantes sobre el proceso de reforma constitucional. Una mayoría superior al 90 por ciento de los que votaron se pronunciaron a favor de la reforma constitucional, y dentro de esta opción, por un proceso que incluya a los ciudadanos.

Según datos de la Asociación de Municipalidades citados por Radio Bío Bío y el portal emol.cl, los primeros registros fueron recogidos en 29 comunas que permitieron el voto digital, mientras que se esperaban los restantes resultados de la votación presencial. Así, se tuvieron cifras de un recuento correspondiente al 70 por ciento de la votación digital, que se calculó en 1.050.000 de votos sobre un total 1,4 millones de votos. En este universo de votantes se registró que un 91 por ciento apoya la redacción de una nueva Constitución. Según el detalle, 846.110 de los votantes aprueban que se prepare una nueva Carta Magna y 80.378 sufragantes lo rechazaron.

Además, 345.393 votantes eligieron que la nueva Constitución sea redactada por una Convención Constituyente, y 138.647 a favor de una Convención Mixta (integrada en un 50 por ciento por diputados). En Chile se debate si el proceso de reforma debe hacerse según marca la Carta vigente, que recurre a un modelo de reformas en el Congreso mediante enmiendas, o a un proceso abierto, en el que participen ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil. En la misma línea, el restablecimiento del voto obligatorio también tuvo un fuerte respaldo: 687.681 votos a favor y 106.395 en contra. Para los sectores progresistas, el voto no obligatorio sesga los resultados a favor de la derecha.

Respecto a las prioridades de la agenda política, resultaron como opciones más marcadas: jubilaciones y pensiones, educación y salud. El ítem "Mejorar las pensiones y dignificar la calidad de vida de los adultos mayores" recibió 492.010 votos. "Mejorar la salud pública y su financiamiento", recabó 486.054 votos y "Acceso y calidad de la educación pública", 331.564 votos. A diferencia de las elecciones comunes, los municipios también permitieron que se pudiese votar desde los 14 años.

La iniciativa ha sido criticada debido a que no tiene carácter vinculante, a los errores registrados en el voto electrónico, la ausencia de algunas comunas, la formulación de preguntas locales y la falta de validadores externos.

En la la región del Bío Bío se debió suspender la votación online debido a una falla en el sistema, mientras que en Maipú, se demostró que una persona podía utilizar cualquier documento para votar, pudiendo hacerlo en varias ocasiones. Cada una de las comunas organizaba su propia consulta y bajo la coordinación de la asociación nacional. Como no se trataba de un proceso electoral formal, el Estado no se ocupó de la votación y el escrutinio, sino que este último estuvo a cargo de la Universidad de Santiago de Chile.

Fuentes de la asociación nacional explicaron que podían votar todos los mayores de 14 años, lo que supone un padrón de 13 millones de chilenos. de un total de 18 millones que tiene el país.

"El objetivo es poder preguntarle directamente a la gente cuáles son los temas de interés público que hoy día están en la agenda y con eso tener un resultado, que si bien no es vinculante legalmente sea vinculante desde el punto de vista ético y político", explicó una fuente de la asociación a la agencia de noticias EFE.

Las consultas hacían tres preguntas: "1. Si desea una nueva Constitución y con qué mecanismo se debería crear una: una convención mixta constitucional formada por ciudadanos y parlamentarios o una convención constitucional, formada solo por ciudadanos; 2. Cuáles son las tres demandas sociales más importantes; 3. Su opinión sobre temas locales de cada comuna", las que cambiaban según el distrito.

Pese a que fueron consultas no vinculantes y que no contaron con las garantías del sistema electoral del Estado nacional, para Carolina Garrido, coordinadora ejecutiva del Observatorio de Gobierno e Innovación Pública de la Universidad Diego Portales, tuvieron legitimidad. "Hay que entender esta consulta en el contexto en que se dio: surge en el momento más álgido de las manifestaciones, es una respuesta a eso, cuando todavía no hay acuerdo por la nueva Constitución y las Municipalidades se organizaron para tratar de dar una respuesta", explicó Garrido.

En paralelo, en todo el país se están realizando "cabildos" y asambleas ciudadanas para discutir el formato y el contenido que debería tener el proceso constituyente, que el presidente Sebastián Piñera aceptó abrir hace un mes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario