El Mundo

Chile: fallo judicial contra los manifestantes más violentos

Una corte de apelaciones de Santiago revocó un dictamen de primer grado que había liberado a 43 imputados por usar molotov y causar lesiones

Sábado 14 de Marzo de 2020

Una corte de apelaciones chilena revocó un fallo de un tribunal de primera instancia que la semana pasada liberó a 43 detenidos en manifestaciones violentas en Santiago, lo que fue celebrado por el gobierno en medio sus esfuerzos por controlar la ola de protestas que ha sacudido al país desde mediados de octubre. El grupo de detenidos está imputado de acciones violentas contra la autoridad y los espacios públicos. La violencia ha ido dominando paulatinamente las protestas, mientras las marchas pacíficas se han vuelto mucho más esporádicas.

   La Corte de Apelaciones de Santiago anuló la resolución de un tribunal de garantías que liberó a 43 de 44 detenidos de la llamada “primera línea”, grupo que choca con violencia planificada contra la policía chilena. Del total, 28 adultos quedaron con prisión preventiva y los 16 menores de edad en custodia especial.

   “Las señales de la justicia, del Estado y de la sociedad contra la violencia tienen que ser claras. Quienes cometen hechos de violencia tienen que asumir sus consecuencias y este fallo lo que hace es poner un poquito de sensatez y sentido común”, dijo a periodistas el ministro de Interior, Gonzalo Blumel. El propio presidente Sebastián Piñera había criticado la liberación al calificarla como una equivocación.

   La Corte de Apelaciones determinó que los detenidos son un “peligro para la seguridad de la sociedad”. Luego que la Corte de Apelaciones de Santiago revocara la libertad de los detenidos en la llamada “zona cero”, ordenando la prisión preventiva de los 28 adultos, desde el Gobierno valoraron el fallo, señalando que demuestra que “cometer actos tan graves tiene consecuencias”. “Queremos valorar este fallo que es positivo, porque lo dijimos la semana pasada, este mayor esfuerzo policial que se está haciendo por recuperar el orden público tiene que venir acompañado por un mayor esfuerzo y exigencia por parte de la justicia. No puede ser que personas que cometen delitos tan graves, como atacar a Carabineros, tirar bombas molotov o causar graves desmanes en la vía pública, queden en la impunidad”, comentó Gonzalo Blumel. Ante ello, dijo que “(quiero) valorar este fallo, porque lo que indica es que cometer actos tan graves tiene consecuencias. Las señales tienen que ser claras, las señales de la justicia, del Estado y de la sociedad contra la violencia tienen que ser muy claras, quienes cometen hechos de violencia tienen que asumir sus consecuencias”. A su juicio, “este fallo lo que hace es poner un poquito de sensatez y sentido común, no es gratis cometer actos vandálicos, actos de violencia en al vía pública, afectando además durante tanto tiempo a los vecinos y a quienes viven en el sector del entorno de Plaza Italia”. Junto a esto, el ministro reiteró los cambios que se están haciendo en Carabineros para mejorar los procedimientos.

Desde el inicio el 18 de octubre pasado, las protestas fueron violentas, con el incendio ese día de gran parte de la red del tren subterráneo y un edificio de oficinas. Luego siguieron protestas pacíficas masivas, pero la violencia de pequeños grupos muy organizados de encapuchados nunca desapareció. Las manifestaciones han bajado de intensidad, pero el gobierno no ha logrado restablecer el orden público por el accionar de grupos violentos como “la primera línea”. Estos meses de violencia y destrucción de bienes públicos y privados ha causado un daño de imagen al “modelo chileno”. Este jueves, la calificadora Fitch bajó el panorama crediticio de Chile a negativo como consecuencia de la incertidumbre por la agitación social y un largo proceso para redactar una nueva Constitución.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario