El Mundo

Chile: el gobierno y la oposición negocian reformas

Los opositores exigen una reforma constitucional, mientras el Ejecutivo apuesta al diálogo antes de "tomar decisiones definitivas".

Viernes 01 de Noviembre de 2019

El gobierno del presidente de Chile, Sebastián Piñera, inició ayer la ronda de diálogo con los líderes de la oposición para debatir cambios institucionales y reformas de fondo del modelo económico y social, mientras se cumplían 15 días de constantes protestas callejeras.

El ministro de Interior, Gonzalo Blumel, aseguró que el Gobierno está dispuesto a debatir "cambios estructurales" con tal de superar la crisis que se ha desatado por las masivas protestas contra la desigualdad social. "El presidente ayer señaló que no se cierra a ningún cambio estructural. Nosotros tenemos que tener disposición al diálogo. No hay ningún obstáculo", ha dicho Blumel, interrogado por la prensa sobre una posible reforma constitucional, una de las principales demandas de manifestantes y oposición.

No obstante, ha considerado que, dado que el presidente Piñera ha apostado por "un proceso de diálogo amplio que está en curso", este debe concluir antes de "tomar decisiones más definitivas. Nos parece importante primero realizar este diálogo participativo", ha recalcado.

Blumel ha encabezado la reunión que distintos ministros han mantenido con los líderes de los partidos opositores. "Fue una reunión buena y positiva. Llegó el tiempo de la buena política, que construye acuerdos", ha valorado, señalando el diálogo como "el camino principal para superar la crisis".

Sin embargo, la oposición ha salido del encuentro con una impresión distinta. El Gobierno "no toma conciencia del malestar en Chile. Y, por eso, sus respuestas no son adecuadas. Junto con detener la agenda proabuso, tenemos que impulsar una agenda antiabuso", ha reclamado el líder socialista lvaro Elizalde. "Yo espero que esto cambie", ha comentado por su parte el jefe del Partido por la Democracia (PPD) Heraldo Muñoz. "No veo señales claras todavía. Espero del Gobierno cambios fundamentales, no una aproximación tibia", agregó sobre la reforma constitucional.

En la misma línea, Jaime Mulet, del Frente Regionalista, ha considerado "frustrante" el hecho de que "el Gobierno sigue bailando con la música de quince días atrás"."Es iluso (creer) que una reunión de partidos políticos va a solucionar los problemas. Hay que escuchar a los movimientos sociales y a la ciudadanía", dijo Catalina Pérez, de Revolución Democrática.

El jefe de filas del Partido Radical, Carlos Maldonado, ha recordado que es el Gobierno quien tiene "la responsabilidad de escuchar y proponer cambios reales", advirtiendo de que, "si no lo hace, el tiempo corre en su contra y en contra de Chile. Chile no puede seguir esperando", ha avisado.

A esta reunión con la oposición, que tuvo un precedente la semana pasada pero con menos participantes, ha seguido otra con las formaciones que integran la coalición de Piñera, Chile Vamos.

Las protestas estallaron el 17 de octubre por una suba del pasaje del metro, pero crecieron rápidamentues Esa noche se produjeron ataques violentos, que dejaron 20 estaciones de metro destruidas por el fuego de las bombas molotov, así como un rascacielos de una empresa eléctrica. El metro se ha restaurado muy parcialmente y los daños superan los 300 millones de dólares. Piñera ha ideado una "agenda social" y remodelado el gabinete para dar respuesta, pero las manifestaciones continúan, aunque no se han repetido las marchas multitudinarias de la primera semana. En estas dos semanas, 19 personas han muerto, más de mil fueron heridas y más de 3.000 han sido detenidas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario