El Mundo

Chávez tuvo que dar marcha atrás con los cortes de luz en Caracas

Caracas.— El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, decidió el miércoles a medianoche suspender los controversiales cortes de luz en Caracas, al admitir que el plan de racionamiento generó inconvenientes, y pidió la renuncia al ministro de Energía Eléctrica.

Viernes 15 de Enero de 2010

Caracas.— El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, decidió el miércoles a medianoche suspender los controversiales cortes de luz en Caracas, al admitir que el plan de racionamiento generó inconvenientes, y pidió la renuncia al ministro de Energía Eléctrica.
  Horas antes, el mandatario había defendido a capa y espada los planes de ahorro mediante cortes de luz de cuatro horas cada dos días, tras acusar a los gobiernos que lo precedieron y a la falta de lluvias por la crisis energética. Ante este panorama, la oposición criticó duramente a Chávez por su “improvisación” y su “irresponsabilidad” en el manejo del tema.
  “He ordenado suspender los cortes eléctricos únicamente en Caracas”, dijo el presidente, que habló de “impactos no deseados”. Después aclaró que en el interior del país el plan de racionamiento continuará, porque “marcha de manera correcta”, y dijo que “lo de Caracas se va a limitar y revisar”.
  El presidente afirmó que le solicitó la dimisión al ministro Angel Rodríguez, que había sido designado hace poco para tomar las riendas de la crisis energética. El gobierno dice que la crisis se origina en la dramática baja del embalse del Guri, del que depende el 73% de la energía que motoriza al país. Especialistas, en cambio, aseguran que el problema se debe a años de desinversión en el sector eléctrico.
  Venezuela inició el miércoles un plan de racionamiento de electricidad en medio de una gran confusión entre la población, que en su mayoría no estaba informada ni preparada para enfrentarlo. Establecimientos comerciales, así como colegios y centros médicos quedaron a oscuras de golpe, sin saber cómo seguir funcionando.
  Las autoridades han alertado que se espera que la sequía se mantenga por unos cinco meses y que, de no hacerse el racionamiento, el país podría entrar en un colapso eléctrico desde fines de febrero.

“Insostenible”. El alcalde de Caracas y líder opositor, Antonio Ledezma, dijo que el gobierno revirtió la medida de los cortes por ser “insostenible”, al tiempo que exhortó a las regiones a defender sus derechos, ya que el plan continuará en el interior del país.
  “El gobierno ha tenido que rectificar y rectificar es sabio. Pero no puede estar pensando sólo en Caracas. Esto que hemos padecido los caraqueños en las últimas horas lo han venido padeciendo los ciudadanos de todos los estados de Venezuela”, recalcó.
  A la vez, el portavoz del partido opositor Primero Justicia, Juan Carlos Caldera, calificó de “irresponsable” el manejo de la crisis por parte del gobierno. “Luego que el gobierno suspendió el racionamiento no nos queda duda que estamos gobernados por el ensayo y el error, por un presidente que se parece a Cantinflas, que toma decisiones improvisadas. Nos preguntamos hasta cuándo los venezolanos van a ser gobernados por el autoritarismo y la falta de diálogo”, alegó.
  “El Estado no debe funcionar así. El Estado tiene que funcionar para que todas las instituciones puedan manejarse antes de un racionamiento”, dijo por su parte el gobernador opositor del estado de Miranda, Henrique Capriles, al criticar a Chávez por recurrir a un programa del canal estatal para levantar la medida que había defendido horas antes.

“Personas ignorantes”. El profesor de Economía Petrolera de la Universidad Central de Venezuela, Víctor Poleo, opinó que el racionamiento en Caracas es inútil ante las dimensiones del déficit. “Es inútil castigar a la población civil por 200 megavatios, cuando un horno de una siderúrgica consume algo más que eso”, dijo Poleo.
  El experto agregó que en la actualidad existe un déficit nacional de electricidad “de cerca de 3.000 megavatios”, que está muy por encima de la estimación del gobierno que sostiene que el déficit es de 1.700 megavatios.
  Poleo señaló que las acciones del gobierno para enfrentar la crisis revelan “un desconocimiento de lo que son los mercados eléctricos”, e indicó que mientras el sector siga manejado “por personas ignorantes en la materia” se complicarán los problemas de energía. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS