El Mundo

Chávez reclamó que las Farc no sean tratadas como grupo "terrorista"

Al día siguiente de que la guerrilla colombiana liberara a dos rehenes gracias a sus gestiones, el presidente de Venezuela Hugo Chávez pidió a Colombia, a los demás gobiernos del continente y a Europa que retiren de su listado de “terroristas” y les den el status de “beligerantes” a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Sábado 12 de Enero de 2008

Caracas / Bogotá.- Al día siguiente de que la guerrilla colombiana liberara a dos rehenes gracias a sus gestiones, el presidente de Venezuela Hugo Chávez pidió a Colombia, a los demás gobiernos del continente y a Europa que retiren de su listado de “terroristas” y les den el status de “beligerantes” a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), y a la segunda guerrila de Colombia, el ELN. El gobierno colombiano rechazó el pedido, que calificó de “insólito y desproporcionado”. Chávez se identificó explicítamente con la ideología de las Farc, “que son bolivarianas”, término con que define su propio proyecto político.

Hablando ante la Asamblea Nacional (Congreso unicameral) en ocasión del discurso anual sobre el estado de la nación, Chávez exhortó a su par colombiano, Alvaro Uribe, a reconocer a las Farc y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) como “fuerzas insurgentes”, y ya no como terroristas. Chávez incluso condicionó la normalización de las deterioradas relaciones con Colombia a esta decisión.

Apología exaltada. Aseguró que para “restablecer la normalidad en las relaciones, se le debe dar status a las Farc y al ELN como fuerzas insurgentes y no como fuerzas terroristas, y así lo pido a los gobiernos de este continente y del mundo”. Para Chávez esas guerrillas marxistas “no son ningunos grupos terroristas, son verdaderos ejércitos, son verdaderos ejércitos que ocupan espacio en Colombia, que ocupan un espacio, hay que darles reconocimiento a las Farc y al ELN, son fuerzas insurgentes que tienen un proyecto político, que tienen un proyecto bolivariano que aquí es respetado”, afirmó un exaltado Chávez.

Por esto, agregó, “solicito a los gobiernos del continente que retiren a las Farc y al ELN de la lista de grupos terroristas. Pido a Europa que retire a las Farc y al ELN de la lista de grupos terroristas, porque eso tiene una sola causa: la presión de Estados Unidos”, aseveró, en medio de aplausos de un Congreso dominado al 100% por sus seguidores. Agregó que ese gesto es “imprescindible para lograr un acuerdo de paz. ¿Quién puede pensar en la posibilidad de un acuerdo de paz si no hay contactos entre las partes enfrentadas?”.

Viejo anhelo. Lograr el status de “parte beligerante” es un objetivo político y estratégico de larga data de las Farc. Lograrlo significaría, según la ley internacional, tener el mismo rango que un Estado. Colombia siempre se ha negado, bajo muy diversos gobiernos, a hacer esa concesión, que pondría a las Farc en el mismo plano que las autoridades legítimas del país. Además, los gobiernos colombianos han mantenido negociaciones de alto nivel con las Farc y el ELN sin necesidad de hacerles esa concesión.

Como era previsible, el gobierno de Uribe rechazó rápidamente el planteo de Chávez. "La verdad es que es una solicitud totalmente insólita y desproporcionada; el gobierno no puede admitir una solicitud de esa naturaleza", dijo el ministro del Interior, Carlos Holguín. El ministro explicó que la categoría de "terroristas" la definen los mismos grupos guerrilleros con los hechos que cometen, caracterizados por la legislación internacional como delitos de lesa humanidad en muchos casos. El ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002), quien encabezó la más ambiciosa negociación de paz con las Farc, calificó el planteo de Chávez como "un verdadero chantaje" contra Colombia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario