El Mundo

Cayó el CEO de Volkswagen tras el escándalo con los motores diésel

El director ejecutivo, Martin Winterkorn, aceptó la responsabilidad por la manipulación del gigante automotriz en pruebas de emisiones de gases contaminantes.

Jueves 24 de Septiembre de 2015

El escándalo por la manipulación de los motores diésel del gigante automotor alemán Volkswagen se saldó ayer su primera víctima: su director ejecutivo, Martin Winterkorn, dimitió de su cargo al frente del mayor fabricante automotor de Europa. “Estoy consternado sobre lo que ha ocurrido en los últimos días. Sobre todo estoy perplejo por el hecho de que errores de este alcance sean posibles en el grupo Volkswagen”, explicó el poderoso directivo de 68 años. “Como jefe del gigante automotor alemán asumo la responsabilidad por las irregularidades en los motores diésel”, dijo. “Lo hago en interés de la empresa, aunque soy consciente de que no he cometido comportamiento erróneo alguno”, agregó. “Volkswagen necesita un nuevo comienzo, también en lo personal. Con mi renuncia les libero el camino”, afirmó después de que la cúpula del consejo de administración diera a conocer la noticia tras una reunión de urgencia en su sede en Wolfsburgo. “Volkswagen era, es y sigue siendo mi vida”, dijo al despedirse, un día después de haberse disculpado públicamente en un video. “Estoy convencido de que VW y su equipo logrará salir de esta grave crisis”.

Señor calidad. Winterkorn es considerado un obsesivo de la tecnología y muy detallista. El “Mr. qualität” (“Señor calidad”), como solían llamarlo por los pasillos de la empresa, se obstinaba en tomar personalmente cada decisión importante. Antes del lanzamiento de un nuevo modelo al mercado, el otrora ejecutivo mejor pago de Alemania se personaba en la fábrica y no era raro que reclamara algún cambio de último momento. Siempre trató de estar cerca de la plantilla.
  El escándalo se desató el pasado viernes cuando autoridades medioambientales estadounidenses acusaron a VW de manipular la medición de emisiones. Desde entonces, la crisis fue creciendo hasta que el martes la compañía admitió  que el software instalado en los motores EA 189 no se limita al mercado estadounidense, sino que afecta a 11 millones de autos en todo el mundo.
  En un principio estaba previsto que Winterkorn, jefe ejecutivo desde 2007, renovara mañana su contrato antes de tiempo hasta finales de 2018 en una clara señal del apoyo del consejo. Sin embargo, la crisis que hizo tambalear el imperio de VW acabó truncando su sueño de seguir al frente del grupo después de haber ganado hace unos meses una batalla personal con el poderoso patriarca de VW Ferdinand Piech. Su enfrentamiento acabó con la salida de Piech de la presidencia del consejo de administración a finales de abril. Sin embargo, 5 meses después, Winterkorn se vio obligado a seguir sus pasos a pesar de haber logrado adelantar en el primer semestre del año a Toyota como líder mundial en el sector automotor.
  La noticia hizo repuntar un 5,19% las acciones de VW después de dos días de caídas que le llevaron a perder casi 26.000 millones de euros. VW se enfrenta a multas millonarias, elevados gastos derivados de la revisión de millones de vehículos y posibles consecuencias legales.

Investigaciones. La ciudad de Braunschweig, próxima a la sede de VW, anunció ayer que abrió diligencias para ver si hay consecuencias legales por la manipulación del grupo automotor. Mientras, el gobierno alemán investiga lo sucedido a través de un comité de investigación para determinar si VW violó leyes alemanas o europeas y el Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga si hubo conducta criminal en el engaño.
  Entre los posibles sucesores de Winterkorn suena el nombre del jefe de Porsche, Matthias Muller, en los medios alemanes. La cúpula de VW indicó que dará a conocer la noticia mañana después de la reunión de todo el consejo de administración. El que salga elegido se enfrentará a la ardua tarea de tener que reflotar la imagen de una compañía seriamente dañada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS