El Mundo

Casi 90 muertos en doble atentado suicida en Pakistán para vengar la muerte de Bin Laden

Los ataques causaron además más de 100 heridos y se produjeron en un centro de adiestramiento de una unidad paramilitar en el noroeste del país. La milicia talibán se atribuyó la autoría en venganza por la muerte del líder de Al Qaeda.

Viernes 13 de Mayo de 2011

Unas 90 personas murieron y más de 100 resultaron heridas hoy en dos ataques suicidas contra un centro de adiestramiento de una unidad paramilitar en el noroeste de Pakistán, informaron fuentes policiales y sanitarias.

La milicia talibán se atribuyó los ataques explicando que estos se llevaron a cabo en venganza por la muerte del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, abatido por un comando estadounidense el 2 de mayo, y por las “atrocidades cometidas por fuerzas paquistaníes en áreas tribales”.

“Advertimos a la gente de que no debe permitir que sus hijos se alisten en las fuerzas militares y paramilitares paquistaníes, porque estamos planeando más ataques contra ellas. Pronto van a ver ataques aún más grandes a las fuerzas de seguridad”, declaró Ihsanullah Ihsan, un supuesto portavoz del grupo Tehrik-i-Talibán Pakistán, por teléfono a la agencia alemana DPA.

Los atentados suicidas se produjeron a las afueras de la base de la unidad paramilitar Cuerpo Fronterizo en el distrito de Charsadda, cerca de la ciudad de Peshawar, cuando los reclutas se disponían a abandonar el centro de instrucción.

El oficial de policía Jehanzeb Khan dijo que entre los muertos hay tres civiles y que el resto son reclutas. El director de un hospital en Peshawar dijo que 15 de los heridos se encuentran en estado grave.

Khan informó que los dos suicidas se dirigieron en motocicletas a la entrada principal del centro cuando los reclutas estaban por cargar sus pertenencias a un autobús. Uno de los atacantes hizo estallar los explosivos que llevaba consigo junta a un autobús. El segundo se hizo volar por los aires cuando la gente acudía al lugar para rescatar a las víctimas de la primera explosión.

El jefe de la policía del distrito, Nisar Marwat, dijo que 15 micros y varios comercios de un mercado cercano resultaron dañados. Se trata del primer gran ataque registrado en Pakistán después de la muerte de Bin Laden a manos de un comando especial estadounidense en la ciudad paquistaní de Abbottabad. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario