El Mundo

Carla Bruni se casó con Sarkozy y ya es la primera dama de Francia

París. — Francia ya tiene nueva primera dama: el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se casó por fin con su novia, la cantante y modelo italiana Carla Bruni, según un comunicado emitido por el Palacio del Elíseo en París.

Domingo 03 de Febrero de 2008

París. — Francia ya tiene nueva primera dama: el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se casó por fin con su novia, la cantante y modelo italiana Carla Bruni, según un comunicado emitido por el Palacio del Elíseo en París.

El alcalde del distrito octavo de París, François Lebel, que consumó la boda en el Palacio del Elíseo, había confirmado la noticia a la prensa. Sin poder mantener el secreto, comentó: “La novia vistió de blanco y se veía hermosa”. Los padrinos de boda fueron Nicolas Bazire, directivo del grupo francés de artículos de lujo Louis Vuitton, y la portavoz del grupo italiano Prada, Mathilde Agostinelli. Estuvieron presentes durante la ceremonia unos 20 familiares y amigos.

El alcalde Lebel destacó que es la primera vez que un presidente se casa en el Elíseo, residencia oficial del presidente de Francia. Desde tiempos de Napoleón III, esta es “la primera vez que un presidente en funciones contrae matrimonio”. El alcalde agregó que la boda fue un momento de intimidad familiar y de gran afecto.

Sarkozy, que cumplió 53 años el 28 de enero, conoció a la cantante y modelo ítalo-francesa hacia fines del año pasado, pocas semanas después de haberse divorciado de su segunda mujer, Cécilia. Para Bruni, de 40 años, se trata del segundo matrimonio. Ya había estado casada con el filósofo Raphaël Enthoven, con el que tiene un hijo de seis años. Sarkozy tiene dos hijos con su primera mujer y un tercero con Cécilia.

La boda se produce después de semanas de rumores y versiones sobre el posible matrimonio entre Bruni y Sarkozy, alimentados recientemente por el propio presidente, que en una conferencia de prensa declaró: “Entre Carla y yo va en serio”. En esa ocasión el mandatario advirtió que la prensa se enteraría de la boda sólo después de que hubiese ocurrido. Y así fue, aunque no por mucho tiempo.

Primicia desmentida.   El 14 de enero pasado, el periódico regional L’Est Republicain, que había tenido la exclusiva del divorcio de Sarkozy y Cécilia, aseguró que él y Carla se habían esposado en secreto. La confirmación oficial nunca llegó y las especulaciones siguieron. Incluso Carla dijo el 22 de enero que “aún” no se había casado, y a fines de mes llegó a decir que dudaba de casarse por la “presión infernal” que estaba recibiendo de la prensa.

La noticia del casamiento llega el mismo día en que se dio a conocer un sondeo que muestra una nueva caída en la popularidad de Sarkozy. Según el trabajo del instituto de opinión TNS-Sofres, apenas dos de cada cinco votantes franceses confía en la capacidad del presidente para lidiar con los principales problemas que afronta el país.

Los asesores presidenciales coinciden en apuntar hacia la relación con Bruni y el lujoso estilo de vida de Sarkozy como las principales causas del deterioro de su popularidad. Sarkozy rechaza las críticas, afirmando que sus antecesores habían tenido amoríos —en el caso de François Miterrand, incluso una hija extramatrimonial— de los cuales “todos sabían pero nadie informaba”. Lo que es cierto. El y Carla habían decidido “no mentir”. Claro que el austero Mitterrand no tenía amigos en Prada y Louis Vuitton.

Nacida en una familia de industriales italianos de Turín, Carla tiene una hermana, Valeria, que es exitosa actriz y directora de cine. Cuando las dos eran pequeñas, la familia se mudó a Francia, donde Carla comenzó su carrera como modelo al terminar el colegio. En los años 90 fue una de las modelos mejor pagas del mundo. Si bien sigue trabajando ocasionalmente como modeloa, actualmente, ya con 40 años, se ha dedicado a una exitosa carrera como cantante. Su primer álbum. con la “chanson” “Quelqu’un m’a dit”. vendió más de un millón de copias. Actualmente está terminando de grabar su tercer disco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario