El Mundo

Canadá y EEUU negocian un nuevo tratado comercial

El tiempo para salvar un Nafta muy modificado se termina hoy. Trump puso contra las cuerdas a su vecino, que ve peligrar su industria automotriz.

Domingo 30 de Septiembre de 2018

Estados Unidos y Canadá negocian contrarreloj para llegar a un acuerdo sobre el tratado de libre comercio Nafta antes de la noche de hoy. Donald Trump lo ha dado por caído y negoció bilateralmente con México, que se despegó del tercer socio del tratado de libre comercio América del Norte. Hasta ahora, Trump ha logrado imponer su política de desmontar el Nafta, al que acusa de haber destruido miles de puestos de trabajo en Estados Unidos y perjudicado la balanza comercial de su país.

   Para concentrarse en las negociaciones, la ministra canadiense de Exteriores Chrystia Freeland aplazó para el lunes un discurso en las Naciones Unidas previsto para ayer. Las tratativas entraron en horas cruciales. La Casa Blanca pretende firmar el nuevo Nafta o TLCAN con México antes del 1º de diciembre, cuando asuma el nuevo gobierno mexicano. Pero Washington ya ha negociado el tratado en forma bilateral con México, el escollo es Canadá. Si las diferencias no son superadas el nuevo Nafta dejaría afuera a Canadá y el tratado será bilateral. Desde el inicio, el premier canadiense Justin Trudeau ha tenido una pésima relación con Trump, y esto ha perjudicado la negociación.

   El ministro mexicano de Economía Ildefonso Guajardo dijo que Washington y Ottawa están negociando para que Canadá se sume al nuevo Nafta, que moderniza por exigencia de Trump el vigente desde 1994. Trump afirma que desde esa fecha los grandes beneficiarios han sido Canadá y México en perjuicio de Estados Unidos. "En las próximas 48 horas sabremos si vamos a ir a un texto trilateral", dijo Guajardo. "Por primera vez se ve un esfuerzo real de las partes", subrayó al entregar al Senado mexicano el acuerdo alcanzad entre su país y Estados Unidos sin Canadá

   El diario canadiense The Globe and Mail publicó que Canadá y Estados Unidos discutirán durante todo el fin de semana a través de una conexión de video para intentar salvar los obstáculos pendientes. Washington busca que Canadá reduzca la protección a su sector lechero, mientras que Ottawa quiere que Estados Unidos admita preservar el actual sistema de solución de controversias entre los socios del TLCAN.

Desencuentro en Nueva York

Las negociaciones estuvieron marcadas esta semana por las nuevas críticas de Trump a la intransigencia de Canadá, e incluso dijo que se negó a recibir a Justin Trudeau en Nueva York, donde ambos asistieron a la Asamblea General de la ONU. Canadá dice que prefiere que no haya ningún acuerdo antes que firmar uno que sea malo.

   Canadá quiere además garantías de que Washington no impondrá aranceles a sus automóviles. Si Estados Unidos impone esos aranceles sería devastador para la industria canadiense, que exporta la mayor parte de su producción a su vecino sureño. Una fuente de la industria estadounidense que está en contacto con las partes, dijo al diario que Washington está muy firme en cumplir el plazo. Si no se llega a un acuerdo, los aranceles a los autos canadienses podrían ser aplicados rápidamente, dijo la fuente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario