El Mundo

"Cada vez que uno toma el transporte público piensa que puede ocurrir un atentado"

Testimonio de un rosarino que vive hace ocho años en Bruselas. "No hay nadie en la calle y eso es lo mejor que se puede hacer porque hay versiones de más explosiones", agregó.

Martes 22 de Marzo de 2016

 "Suelo pasar por la estación de subte a la misma hora en la que hoy se produjo el atentado, pero por esas cosas de la vida hoy viajé en ómnibus ", afirmó desde Bruselas Juan Manuel Lanfranco, un rosarino que hace ocho años que vive en Bruselas y describió las sensaciones que tuvo al producirse los ataques en el aeropuerto internacional y en la estación del metro.

"El primero ataque fue en el aeropuerto, a eso de las 8.30, hora local, y minutos después se produjo en el metro de Bruselas en una estación muy concurrida que está en el barrio Europeo, donde siempre hay miles de personas que es una de las estaciones centrales, donde llega mucha gente de los suburbios de Bruselas", expresó Lanfranco en contacto con el programa "El primero de la mañana" de La Ocho.

Lanfranco señaló que trabaja en el Movimiento Global de los trabajadores y hace ocho años que vive en Bruselas junto con su familia. Tanto él como sus allegados están perfectamente bien.

Lanfranco contó también que el barrio donde está la estación ferroviaria en general tiene mucho movimiento porque es donde están establecidas todas las instituciones gubernamentales europeas. "Las imágenes que vemos son similares a las de los atentados de Atocha (Madrid). Son similares y escabrosas".

"Yo salía de mi casa. No escuché nada. En camino hacia el centro me enteré leyendo Twitter como hago cada mañana. Ahí me empezaron a entrar mensajes de WhatssApp con lo que había pasado en el aeropuerto. Ahí empecé a buscar información. La reunión que teníamos esta mañana se suspendió porque está todo el mundo averiguando por sus familiares. Hay gente que venía de otros países, y que ahora estará varada por un tiempo. El aeropuerto y el transporte está cerrado y también van a clausurar las fronteras", agregó.

"La situación no es caótica porque la gente se quedó en su casa. El gobierno pidió eso y es lo mejor que se puede hacer. Pero el problema es còmo volver a la normalidad, porque hay rumores de otras explosiones o tiroteos. No se saben cuáles son verdad o no", añadió. Lanfranco.

"Bélgica es un país muy tranquilo, pero es verdad que después de los ataques en París se palpaba la sensación no de inestabilidad, pero sí de inmencia de que algo iba a ocurrir. Cada vez que uno toma el transporte público a la mañana, uno piensa que algo así puede pasar. Al menos, yo lo pienso. Se instala una sensación de miedo bastante complicada. Ahora no hay nadie en la calle porque estamos en nivel de alerta 4", sostuvo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario