El Mundo

Brasil refuerza la seguridad de los candidatos tras el ataque a Bolsonaro

Afirma que una vez que reciba el alta hospitalaria, Bolsonaro concentrará su actividad en las redes.

Domingo 09 de Septiembre de 2018

El gobierno brasileño decidió ayer reforzar la escolta policial a los candidatos presidenciales del país, luego del atentado sufrido por Jair Bolsonaro el último jueves en la ciudad de Juiz de Fora, informaron medios locales. De acuerdo al diario O Globo, el presidente Michel Temer decidió que, de los 80 policías que actualmente están destinados a cuidar a los candidatos, la cifra aumente a 140. Tras el ataque al ultraderechista Bolsonaro, los propios partidos habían pedido más refuerzos. Tras una reunión en Brasilia, el comando de la Policía Federal (PF) difundió un comunicado en el que se anuncia: "Debido al nivel de alerta provocado por un evento crítico durante la campaña, habrá un aumento de efectivos policiales". Bolsonaro fue atacado con un cuchillo por un hombre, que fue luego arrestado, en medio de un acto de campaña. El candidato debió ser operado de urgencia para salvar su vida y todavía se encuentra en reposo, presuntamente por al menos una semana más. Según el último boletín médico del hospital de San Pablo en el que se encuentra, el ex militar se encuentra "en buenas condiciones clínicas", pero todavía en sala de cuidados intensivos.

Todavía se desconocen las motivaciones del ataque. En un video tomado por la policía minutos después del arresto, el agresor dijo haber actuado por cuenta propia y "en nombre de Dios", pero los expertos no descartan a medida que avanzan las investigaciones la hipótesis de un complot. Hasta el momento se sabe que el atacante, Adelio Bispo de Oliveira, es un albañil, que suele cambiar de empleo y de vivienda con mucha frecuencia. El hombre alquiló, dos semanas antes de acuchillar a Bolsonaro, una habitación en una casa de dos pisos en pleno centro de Juiz de Fora, ciudad donde fue herido el diputado. Además pagó por adelantado 400 reales (100 dólares) en dinero. Según fuentes del candidato ultraderechista, el mitin en Juiz de Fora estaba programado de antemano, por lo que resultaba fácil para sus partidarios saber que estaría allí. Según describió el diario Estado de Sao Paulo, el sujeto se comportó en forma muy reservada. Y apenas lo vieron una vez haciendo compras. El otro dato que trascendió de las investigaciones policiales fue que había cuatro celulares y una notebook en el cuarto del atacante. La pregunta que se hacen los expertos en Brasil es cómo consiguió poseer tantos aparatos, y además pagar anticipadamente la pensión, cuando Oliveira tenía escasos ingresos.

¿Lobo solitario?

Sus defensores dicen que el hombre actuó por su propia cuenta y con una motivación política. Estaba irritado por el "discurso de odio" de Bolsonaro. "El afirma que actuó en forma solitaria y que no tuvo la ayuda de otras personas", declaró su abogado Zanone Manoel.

Hay también otro elemento sorprendente. Cómo una familia de escasos ingresos logra pagar la defensa del imputado por el delito, en la que participan nada menos que cuatro profesionales. Según Zanone, el grupo familiar decidió sostenerlo "por una cuestión de iglesia y de familia". Para completar el escenario, la familia tuvo que mudarse de su lugar de residencia en Montes Claros, a unos 800 kilómetros de Juiz de Fora. La razón es evitar "represalias" por el atentado. Ellos dijeron que se habían mudado "al campo", pero mantuvieron en sigilo el lugar. Adelio, a su vez, fue trasladado en la mañana de ayer a un presidio federal de máxima seguridad en Campo Grande, en el Estado de Mato Grosso del Sur.

Bolsonaro sufrió daño intestinal y una hemorragia interna grave que comprometió seriamente su vida, dijo uno de los cirujanos que lo operó en Juiz de Fora, pero ya se recupera favorablemente. En las últimas horas, el candidato recibió la visita los pastores Silas Malafaia y Magno Malta, quien además es senador. Además, mantiene la constante compañía de sus hijos en el hospital. "Mi padre sigue evolucionando y comenzó ahora con fisioterapia. Gracias a todos por la fuerza y las oraciones", tuiteó este mediodía Flavio, hijo y candidato a senador por Río de Janeiro. Además publicó una foto en la que aparece su padre sentado en una silla, imitando dos armas con las manos.

Si bien no existen indicios claros de que el ataque a Bolsonaro haya sido planificado o haya tenido alguna motivación política como denuncia el diario Estado de Sao Paulo, en el entorno del ex capitán del ejército denuncian a la izquierda y a sectores vinculados con el Partido de los Trabajadores (PT) por la agresión. "Quieren decir que era un lobo solitario, un caso aislado. no. Como mínimo era una persona de izquierda con mucho odio en el corazón", dijo el viernes Eduardo Bolsonaro, otro de los hijos del candidato y también diputado federal. Distintos asesores, pastores y empresarios cercanos al candidato intentan politizar el ataque y resaltan que el agresor estuvo afiliado en el pasado al Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en Minas Gerais. El PSOL, al igual que la mayoría de los partidos políticos y candidatos a presidente, rápidamente repudió el ataque y pidió celeridad en las investigaciones. El ministro de Seguridad Pública Raúl Jungmann señaló el viernes que tres personas están siendo investigadas por la agresión. Si bien dijo que las informaciones disponibles permitían pensar en que Adelio Bispo actuó como un "lobo solitario", añadió que otras dos personas, de quienes se desconoce la identidad, son investigadas, lo que alimenta la hipótesis de complot.

Un país conmocionado

El ataque a Bolsonaro conmocionó a Brasil y añadió más interrogantes al imprevisible desenlace de la elección presidencial. Bolsonaro, líder en las encuestas sin el ex presidente Lula da Silva —juzgado ya inelegible por el Supremo Tribunal—, pudo haber dado por concluida su campaña proselitista. Cuando falta exactamente un mes para la primera vuelta, el 7 de octubre, el diputado ultraderechista deberá quedar internado en el hospital una semana más y el postoperatorio limitaría sus actividades en la calle. En su entorno, esperan concentrar la campaña en las redes sociales. Flavio Bolsonaro, el hijo de Jair, dijo que su padre no hará más campaña en la calle y que utilizará mucho más las redes sociales.

Después de un día de interrupción en la campaña en solidaridad a Bolsonaro, los candidatos presidenciales reanudaron sus actividades.

Conocido por sus frases racistas y homofóbicas y su tono confrontativo, Bolsonaro se ubica primero en la última encuesta divulgada, con un 22 por ciento de los apoyos de cara a las elecciones del 7 de octubre. La encuesta, realizada por la empresa Ibope, fue la primera sin la participación de Lula, quien sumaba un 40 por ciento de los votos pero fue impedido de presentarse a las elecciones por la Justicia, debido a estar purgando una condena por corrupción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});