El Mundo

Brasil: el derechista Bolsonaro lanzó su candidatura

Está segundo en todos los sondeos, detrás de Lula. Pero según las encuestas, no podría ganar nunca, aún sin el ex presidente en la competencia.

Lunes 23 de Julio de 2018

El diputado ultraderechista y ex capitán del ejército Jair Messías Bolsonaro oficializó su candidatura presidencial, arropado por una multitud de seguidores en Río de Janeiro, con las encuestas sonriéndole para las inciertas y polarizadas elecciones de octubre en Brasil.

Su figura pone los pelos de punta a muchos brasileños, pero este nostálgico de la dictadura militar (1964-85) tiene su público, como se vio ayer en la convención de su Partido Social Liberal (PSL), arropado por más de 3.000 seguidores. "Mi candidatura es una misión. Si estoy aquí es porque creo en ustedes, y si ustedes están aquí es porque creen en Brasil", proclamó Bolsonaro.

El candidato, de 63 años, estuvo sentado en la tribuna al lado de la abogada Janaina Paschoal, una de las impulsoras del "impeachment" y destitución de la presidenta Dilma Rousseff en 2016. Se supone que Paschoal debe ser la candidata a vicepresidenta de Bolsonaro. Pero ayer en el acto Paschoal se mostró reticente a aceptar ese lugar y causó malestar entre los partidarios de Bolsonaro, que debió dar explicaciones a la prensa luego del encuentro.

En la calle, Bolsonaro mantiene un respaldo importante. "Tal y como está nuestro país, Bolsonaro es la persona que puede hacer la diferencia. Es nuestra esperanza porque no está involucrado en corrupción y es una persona íntegra, sincera", dijo Gilmar Jasset, un colectivero de 35 años, que llegó al acto disfrazado de su candidato. El público que se acercó para ver a Bolsonaro era muy variado: conservadores evangélicos, personas de clase media, policías y militares, habitantes de las favelas hastiados de la violencia. Todos ven en a este ex capitán como un salvador, un hombre de "ficha limpia", capaz de rescatar a un país hundido en la crisis política, económica y social y hastiado de los escándalos de corrupción del establishment político.

Cristiano Pereira, vecino de 32 años de la violenta Baixada Fluminense de Rio, cree que Brasil necesita un hombre con el "puño firme", que permita —como Bolsonaro promete— el porte de armas para que "si alguien viene a robarte, se lo piense dos veces porque estás armado". "Necesitamos un cambio en nuestro país y la única persona competente es él. Una persona de derechas, que defiende a la familia, la democracia, la igualdad y que tiene la ficha limpia", dice Sueli Bonavita, una dentista de 64 años.

Bolsonaro tiene garantizados más votos hoy que ningún otro candidato a excepción de Lula da Silva, preso y condenado a 12 años por corrupción desde hace cuatro meses, y cuya candidatura será seguramente invalidada por la justicia electoral en agosto próximo.Pero eso no es suficiente para ganar los comicios más imprevisibles de la historia moderna del país. Mientras Lula no deja de sobrepasar el 30 por ciento de intención de voto, Bolsonaro no logra llegar al 20 por ciento, incluso en escenarios que no cuentan con el líder preso. En simulaciones de segunda vuelta, es derrotado por todos los candidatos, según la empresa Datafolha.

Bolsonaro llegó a la proclamación de su candidatura después de haber sido rechazado hasta último momento por dos personalidades a las que cortejaba para ser su vicepresidente. Su sueño de tener a un general a su lado se desvaneció. Janaina Paschoal, afiliada recientemente al PSL, debería ser su compañera de fórmula, pero ella aseguró que es fiel a Brasil y no a Bolsonaro. Además, la falta de un vicepresidente de otro partido sería un grave déficit para la campaña: Bolsonaro tendría apenas 8 segundos en cada bloque de propaganda gratuita de radio y televisión de campaña, ya que el PSL es una formación pequeña. Eso restaría visibilidad al candidato, aunque asegura que no está preocupado. Y pese a los los sondeos, el "fenómeno" Bolsonaro mantiene en vilo a Brasil, en especial después de la experiencia de Donald Trump en Estados Unidos, que en noviembre de 2016 barrió con todos los pronósticos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario