El Mundo

Brasil abrirá un campo de refugiados para el enorme flujo de venezolanos

Ante la marea humana que huye del país vecino, el gobierno de Temer ordenó crear una instalación en el Estado amazónico de Roraima

Sábado 03 de Febrero de 2018

El gobierno del presidente brasileño Michel Temer planea crear un campo de refugiados para recibir a miles de venezolanos que, según un organismo humanitario, son víctimas de xenofobia y discriminación, informó el ministro de Desarrollo Social, Osmar Terra. Brasil recibe un flujo de decenas de miles de venezolanos que huyen de su país.

El ministro Terra aseguró que está en análisis establecer un campamento para refugiados, similar a los que fueron construidos en Europa para recibir a los ciudadanos sirios. Con este fin, el ministro Terra anunció que la semana próxima viajará al Estado de Roraima, en el norte amazónico, que tiene frontera con Venezuela. También integrarán la delegación del gobierno el general Sergio Etchegoyen, ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional, y el titular de la cartera de Defensa, Raul Jungmann.

Los dos puntos críticos se encuentran en la localidad de Pacaraíma, en la frontera con Venezuela y lindante con Santa Helena del Huairén, y Bela Vista, que es la capital de Roraima.

De acuerdo con la Policía Federal brasileña unos 57.000 venezolanos ingresaron a Brasil en los últimos meses, y el flujo se incrementó en enero. La perspectiva es que siga creciendo ese flujo de venezolanos, dado que la crisis económica y política en Venezuela no deja de empeorar.

El ministro Terra consideró que la crisis en el Estado de Roraima, y en menor grado en el de Amazonas, puede agravarse en los próximos meses. Roraima fue visitado recientemente por una delegación del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), un organismo mixto integrado por representantes del gobierno y organizaciones de la sociedad civil.

"Hay conflictos entre la población local y los inmigrantes venezolanos", afirmó Camila Asano, del CNDH.

Según Asano parte de la responsabilidad de la crisis recae sobre las autoridades federales y estaduales que se han desentendido del problema, y en algunos casos atizan la xenofobia.

Xenofobia

"El discurso del odio se está difundiendo en las redes sociales y en programas policiales de televisión, y las autoridades locales refuerzan ese discurso", denunció Asano.

Entre los funcionarios que alientan el prejuicio contra los extranjeros está el senador Romero Jucá, uno de los principales colabores del presidente Michel Temer, y titular del oficialista Partido Movimiento Democrático Brasileño.

En un video grabado en el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia, Jucá expresó su rechazo a la masiva presencia de venezolanos.

"No es es posible continuar así con los venezolanos durmiendo en cualquier lugar, yo defiendo una posición firme del gobierno federal en apoyo de Roraima y en defensa del pueblo de Roraima", afirmó el senador oficialista. Meses atrás el senador Jucá había propuesto rechazar todos los pedidos de refugio presentados por los venezolanos.

Teresa Surita, la alcaldesa de Boa Vista, se asoció al discurso de Romero Jucá contra los inmigrantes.

"Antes las calles (de Boa Vista) eran tranquilas pero ahora están repletas de venezolanos pobres", apuntó la jefa del gobierno municipal Surita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario