El Mundo

Bolsonaro y Haddad se afirman en la disputa presidencial brasileña

Una nueva encuesta indica que logran 28,2 por ciento y 17,6 por ciento, respectivamente. Pero en el ballottage el único capaz de vencer al derechista sería Ciro Gomes.

Martes 18 de Septiembre de 2018

El ultraderechista Jair Bolsonaro y el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, se afirman como grandes favoritos para disputar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, según una nueva encuesta divulgada ayer. Sin embargo, no es Haddad el que podría vencer al militar retirado en el ballottage, sino otro candidato de izquierda moderada, Ciro Gomes, que aparece tercero en el sondeo. El trabajo estadístico, del instituto MDA para la Confederación Nacional de Transportes (CNT), es muy reconocido en Brasil.

Bolsonaro, que convalece en un hospital en San Pablo de las graves heridas que les causó una puñalada recibida en un mitin el pasado 6 de septiembre, tiene 28,2 por ciento de intenciones de voto para la primera vuelta del 7 de octubre, señala la encuesta de la CNT, realizada entre el 12 al 15 de septiembre. En segundo lugar, con 17,6 por ciento, se sitúa Haddad, designado el martes pasado por el PT en sustitución del encarcelado Lula da Silva. Bolsonaro sube de 26 por ciento y Haddad de 13 por ciento, según datos de otro sondeo anterior, publicado el sábado pasado por el instituto Datafolha. Pero Bolsonaro salta casi 10 por ciento respecto a la anterior encuesta de la CNT, cuando medía 18,3 por ciento. En la nueva encuesta, tercero y cuarto quedan el centrozquierdista Ciro Gomes, con 10,8 por ciento, y el ex gobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, del PSDB, el partido de centro del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, con 6,1 por ciento. La ecologista Marina Silva sigue cayendo y queda con 4,1 por ciento.

Pero en la segunda vuelta, que ya todos descuentan, la polarización sería algo diferente. En la segunda vuelta del 28 de octubre, solo Ciro Gomes sería capaz de derrotar a Bolsonaro: según el estudio de MDA para CNT, le ganaría por 37,8 por ciento a 36,1 por ciento, con 19,65 por ciento de votos en blanco o nulos y 6,5 por ciento de indecisos. El capitán retirado vencería en cambio a Haddad por 39 por ciento a 35,7 por ciento, con 18,2 por ciento de votos nulos y 7,1 por ciento de indecisos. Ambos resultados se sitúan dentro del margen de error de la encuesta, de 2,2 por ciento. Pero la proyección en favor de Ciro Gomes parece indicar que este sería más apto para captar en un ballottage el voto de centro y de clase media que Haddad, cuyo partido PT ha sufrido una visible radicalización desde la destitución de la presidenta Dilma Rousseff en 2016 y luego con el encarcelamiento de Lula en abril pasado.

Estas elecciones son las más inciertas y polarizadas de Brasil desde el retorno a la democracia en 1985. Brasil está tentado por dos "aventuras populistas", lamentó Alckmin, que en un eventual segundo turno sería derrotado por Bolsonaro por 38,2 por ciento a 27,2 por ciento, con 26,3 por ciento de votos en blanco o nulos y 7,8 por ciento de indecisos, según el sondeo de la CNT. Alckmin, gobernador del estado de San Pablo, se presenta como el candidato moderado capaz de devolver la confianza a los inversores para reanimar la economía. Pero su candidatura, pese a contar con el apoyo de varios partidos y tener el mayor tiempo de propaganda televisiva, no logra despegar. Sería la primera vez que el PSDB no pasa a la segunda vuelta desde 1989. "Las encuestas son un retrato del momento. La elección es un proceso dinámico, la definición del voto se va a dar más adelante, como pasó en las últimas elecciones", dijo Alckmin ayer a corresponsales extranjeros en Brasilia.

Los mercados, con Bolsonaro

Bolsonaro tiene un fuerte índice de rechazo. Pero está consiguiendo un aliado en los mercados, cada vez más resignados a la idea de que Alckmin se quede afuera de la segunda vuelta.

Ayer el índice Ibovespa de la Bolsa de San Pablo operaba en alza de 1,68 por ciento una hora antes del cierre, alentado por la perspectiva de una derrota del PT. "El Ibovespa reacciona de manera abiertamente favorable a Bolsonaro", apuntó André Perfeito, de la consultora Spinelli. El dólar, que la semana pasada tocó récords históricos, cedió ayer y se negoció a 4,123 reales, frente a 4,167 del viernes.

Bolsonaro prometió entronizar como "superministro de Economía" al liberal Paulo Guedes. Sergio Vale, analista de MB Associados, piensa que el mercado se hace ilusiones sobre la capacidad de Bolsonaro y Guedes de imponer un programa sin tener mayoría legislativa. El Partido Social Liberal (PSL) de Bolsonaro apenas tiene 9 diputados sobre 513. Y no se espera una renovación del Poder Legislativo en los comicios de octubre. "Es ilusorio, hay muchas dudas sobre lo que puede suceder" y con "su perfil autoritario no conseguirá avanzar mucho" en el Congreso, afirmó Vale. "En ese caso, acabará siendo tan impopular como cualquier otro".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario