El Mundo

Bolsonaro ordenó la represión de policías amotinados en Ceará

Decretó la intervención del Ejército contra un acuartelamiento que lleva varios días y donde un senador opositor fue herido por las balas

Viernes 21 de Febrero de 2020

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó un decreto para permitir la intervención de las Fuerzas Armadas en la seguridad interna del estado de Ceará, en el nordeste del país, donde parte de la policía se encuentra amotinada.

La decisión del presidente se dio por un pedido del gobernador de Ceará, Camilo Santana, del opositor Partido de los Trabajadores (PT), de Lula Da Silva, para enfrentar la crisis.

Bolsonaro dijo a periodistas tras firmar el decreto que el Congreso necesita aprobar una ley para eximir de responsabilidades a los soldados del Ejército que cometan delitos como homicidios durante la intervención.

"Estarán cumpliendo una misión de guerra y serán juzgados como en tiempos de paz", subrayó Bolsonaro, ex capitán del Ejército que fue jubilado anticipadamente de la fuerza, a los 33 años, luego de amenazan con actos de violencia por aumentos salariales.

La rebelión de los policías del estado de Ceará se dio por un desacuerdo entre la cúpula de la fuerza y varias comisarías de las ciudades de Fortaleza, la capital del estado, y Sobral.

En Sobral, en la tarde del miércoles, fue baleado el senador Cid Gomes, del Partido Democrático Laborista, aliado del gobernador Santana y hermano del ex candidato presidencial en 2018 Ciro Gomes, que compitió contra Bolsonaro.

El senador Gomes se subió a una máquina excavadora para romper un piquete de los amotinados en el cuartel policial de Sobral y fue baleado en las costillas por balas reglamentarias.

Cuando fue asistido, su camisa tenía manchas de la sangre que emanaba de su torso pero en ningún momento el senador llegó a perder el conocimiento. Fue llevado a un centro asistencial de la zona.

"Al fascismo no se lo enfrenta con flores", dijo Ciro Gomes, quien se posiciona como uno de los candidatos contra Bolsonaro en 2022.

Cuarteles

Hasta anoche dos cuarteles de policías militarizados estaban tomados por los amotinados porque rechazan el acuerdo salarial logrado por la cúpula policial.

El gobernador Santana dijo que más de 300 policías están siendo procesados por la rebelión.

Ciro Gomes, que es considerado un caudillo de Ceará, donde fue gobernador, también vinculó la rebelión en su estado con el avance de las bandas parapoliciales -llamadas milicias en Brasil- que en Río de Janeiro son asociadas a la familia Bolsonaro.

El diputado Eduardo Bolsonaro, uno de los hijos del presidente, criticó al senador Cid Gomes por haber usado una excavadora para atropellar a los amotinados.

Dos ministros del Supremo Tribunal Federal repudiaron por ilegal la huelga y recordaron que existe un fallo contra protestas fuera de los canales administrativos de las fuerzas de seguridad que rige desde 2017.

Esta es la primera intervención militar decretada por Bolsonaro en un estado.

En 2018 el entonces presidente Michel Temer decidió intervenir el estado de Rio de Janeiro con el Ejército y en aquella oportunidad el comandante fue Walter Braga Netto, general que el martes asumió como jefe de gabinete de ministros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario