El Mundo

Bolsonaro lanzó su plan contra el crimen organizado

Internado por otra operación, publicó un comunicado. Su ministro Sergio Moro detalló las propuestas ante los gobernadores.

Martes 05 de Febrero de 2019

El gobierno brasileño de Jair Bolsonaro y el ex juez Sergio Moro le declaró la "guerra" al crimen organizado, declaró ayer el presidente en un mensaje enviado al Congreso con motivo del inicio de las sesiones legislativas. Bolsonaro, convaleciente de una tercera operación por las heridas sufridas durante un atentado cuando era candidato, envió un mensaje grabado. Su ministro de Justicia, Sergio Moro, fue el encargado de dar los detalles técnicos de la nueva legislación penal que el Congreso debería aprobar.

"El gobierno brasileño declara la guerra contra el crimen organizado, la guerra moral, la guerra legal, la guerra de combate. No tenemos pena ni miedo a los criminales, a ellos se les dan las garantías de la ley y que tales leyes sean más duras", dijo Bolsonaro. El mensaje de Bolsonaro, quien se encuentra internado en un hospital de San Pablo para recuperarse de una tercera cirugía, fue dado a conocer por el ministro jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni, y leído por la primera secretaria del Congreso, Soraya Santos, ante el pleno de la Cámara de Diputados.

Bolsonaro recordó a los diputados que la criminalidad "quebró récords" en razón del "debilitamiento" de las fuerzas de seguridad y de leyes "demasiado permisivas". Brasil registra un récord de asesinatos: hubo 63.880 personas asesinadas en 2017, un promedio de 175 homicidios por día.

El mandatario afirmó que el poder público fue "tímido" en la protección de las víctimas y "efusivo en la victimización social" de los criminales en los últimos años. "Los más vulnerables fueron los que más sufrieron con la degradación de la seguridad; las mujeres, los niños, los pobres y los negros eran objeto de discurso, pero no de políticas consistentes de protección. No vamos a descansar mientras Brasil no sea un país más seguro, las personas puedan vivir en paz con sus familias", afirmó.

Poco después, Bolsonaro volvió a una unidad de cuidados semiintensivos tras comenzar un tratamiento con antibióticos ante una infección contraída mientras se recupera de la tercera operación por el apuñalamiento que sufrió el año pasado, por lo que su alta médica será aplazada.

Poco antes, el ministro de Justicia y Seguridad, Sergio Moro, presentó un paquete con propuestas. Entre las medidas están obligar a los convictos a comenzar a cumplir sus sentencias una vez negada la primera apelación, categorizar a las "milicias" y pandillas de narcotráfico como grupos criminales organizados y combatir el financiamiento ilegal de campañas.

"Queremos ser más rigurosos con los delitos más graves", dijo Moro al presentar su propuesta a los gobernadores en Brasilia. Moro es famoso por su papel protagónico en el caso Lava Jato, que ha llevado a prisión a decenas de políticos y empresarios, incluyendo al ex presidente Lula da Silva.Moro tiene la tarea de ayudar a Bolsonaro a cumplir sus promesas de campaña más ambiciosas: combatir la corrupción y acabar con el ciclo de violencia. Antes de entregarle el documento al Congreso, Moro lo presentó a los gobernadores, que considera serán claves. En Brasil, la seguridad es mayormente de nivel estatal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});