El Mundo

Bolivia propuso a Chile solucionar el litigio marítimo con ayuda del Papa

El gobierno de Bachelet desechó la idea de que participen terceros en una disputa bilateral. Agregó que la corte de La Haya ya revisa el caso.

Jueves 30 de Julio de 2015

El presidente de Bolivia, Evo Morales, propuso ayer a su par de Chile, Michelle Bachelet, encontrar en los próximos cinco años una solución definitiva al centenario conflicto marítimo que enfrenta a ambos países y recurrir al Papa Francisco como garante del proceso. Sin embargo, Chile respondió que el conflicto está siendo revisado actualmente por una corte internacional y desechó la opción de que participen terceros en una disputa bilateral.

Morales dijo más temprano en una conferencia de prensa que está de acuerdo con restablecer las relaciones diplomáticas con Chile e invitó a Bachelet a viajar al Vaticano para pedir la mediación del Sumo Pontífice, que en una reciente visita a Bolivia afirmó que "el diálogo es indispensable" para resolver el conflicto. "Estamos de acuerdo para restablecer la relaciones diplomáticas para que en menos de cinco años se resuelva el tema del mar para Bolivia, una salida al océano Pacífico con soberanía y con un garante, el hermano Papa Francisco", dijo el mandatario boliviano, quien impulsa a todo vapor una campaña internacional de difusión sobre el acceso de su país al mar. "Estoy dispuesto a hacer gestiones ante el Vaticano para que el hermano Papa Francisco sea el garante", agregó. Morales no se refirió a la posibilidad de frenar la demanda marítima interpuesta por Bolivia en la Corte Internacional de Justicia de La Haya en abril de 2013.

La Paz y Santiago rompieron sus relaciones diplomáticas en 1978, reanudadas temporalmente en 1975, cuando los entonces presidentes Hugo Banzer y Augusto Pinochet designaron embajadores y negociaron resolver el diferendo. Desde la ruptura, las misiones diplomáticas están en manos de cónsules. Bolivia perdió en una guerra a fines del siglo XIX frente a Chile 400 kilómetros de costa y 120.000 kms cuadrados de territorio, su única salida al mar, en una conflagración que también involucró a Perú, como aliado de La Paz.

Poco después, la oferta del mandatario de la nación del altiplano fue desechada desde el palacio presidencial de Santiago. "Nuestra oferta es restablecer relaciones diplomáticas, aquí, ahora y sin condiciones. Esa ha sido siempre nuestro planteamiento", dijo el ministro portavoz chileno, Marcelo Díaz. "El presidente Morales evade el tema de fondo, que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas debe ser sin condiciones", agregó. Días atrás el canciller Heraldo Muñoz había asegurado que Chile "está disponible para restablecer relaciones diplomáticas de inmediato, si hay voluntad política y sin condiciones".

Bolivia lucha por recuperar su acceso al océano Pacífico perdido tras la guerra contra Chile en el siglo XIX, pero Santiago argumenta que en 1904 los países firmaron un tratado limítrofe que no dejó temas pendientes. El gobierno de La Paz insiste en que no quiere modificar las fronteras sino que busca negociar una salida soberana al mar. "Invito a la presidenta de Chile a viajar allá, donde el garante Papa Francisco, (y) en menos de cinco años resolver esta demanda. Esperamos una respuesta positiva mirando y superando los problemas de dos países hermanos", dijo Morales. Sin embargo, La Moneda reiteró que el conflicto con Bolivia debe ser resuelto en el ámbito bilateral.

 

Apoyo mundial. El Papa Francisco, además de sus opiniones manifestadas en La Paz durante su gira, dijo tras retornar al Vaticano que "diría que no es injusto plantearse una cosa de ese tipo, ese anhelo" de una salida al mar para los bolivianos. Morales, tras esas declaraciones del pontífice, aseguró que la causa de su país recoge apoyo internacional, mientras que el gobierno de Bachelet minimizó cualquier rechazo a su posición.

En tanto, se desconoce qué efectos tendría un hipotético restablecimiento de las relaciones, en el litigio planteado por La Paz en la CIJ. Bolivia presentó en abril de 2013 una demanda contra Chile ante La Haya, con el objetivo de negociar una salida soberana al Pacífico. Santiago objetó la competencia del tribunal, que deberá dilucidar la controversia antes de ingresar en materia.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario