El Mundo

Bolivia: 5 gobernadores opositores reclaman a Evo elecciones generales

Rechazaron el referendo revocatorio de todos los mandatos impulsado por el presidente. El planteo surge luego del cuarto triunfo autonomista consecutivo, el domingo en Tarija.

Martes 24 de Junio de 2008

La Paz. — Los cinco prefectos (gobernadores) opositores al gobierno de Evo Morales lo llamaron a desechar el referéndum revocatorio de sus mandatos previsto para el 10 de agosto y en su lugar convocar a nuevas elecciones generales, para superar la actual crisis institucional y política que atraviesa el país.

Los prefectos de cinco de los nueve departamentos de Bolivia se reunieron en Tarija en sesión del Consejo Nacional Democrático (Conalde), del que también participaron dirigentes de Chuquisaca, región que el domingo elegirá a su nuevo prefecto. El planteo del encuentro fue "rechazar completamente el referéndum revocatorio que ha quedado anacrónico ante la realidad actual", según el prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa. El rechazo se funda en los poderes que tienen los departamentos en base a sus nuevos estatutos de autonomía. Del encuentro también participó el prefecto de Tarija, Mario Cossío, impulsor del referendo del pasado domingo.

División regional. La región andina donde se concentra gran parte de la población de Bolivia (departamentos de La Paz, Oruro y Potosí) rechazó la autonomía departamental en el referéndum nacional de 2006. Es allí donde se halla la mayoría del electorado de Morales. El departamento de Cochabamba muestra un panorama dividido, mientras los departametnos del sur y el oriente son sólidos opositores al modelo indigenista que pretende Morales.

Los cinco prefectos rebeldes se reunieron en Tarija, donde este domingo se desarrolló el cuarto referendo de autonomía, luego de los cumplidos en Santa Cruz, Beni y Pando. En todos ganó la opoción autonomista.De esta forma se completó la ruptura de la llamada "medialuna" del oriente boliviano con el poder central de La Paz.

"También hoy se decidió apoyar el hecho democrático que se va a dar en Chuquisaca este fin de semana", agregó ayer Reyes Villa. Los habitantes de Chuquisaca elegirán al reemplazante de David Sánchez, prefecto que renunció en diciembre pasado tras la muerte de tres personas en Sucre, durante los gravísimos choques entre la población y la policía nacional. Mientras ocurrían estos episodios, en un cuartel cercano los partidarios de Morales aprobaban el texto de la nueva Constitución, la que sin embargo ha quedado en un limbo al no poder ser sometida a referendo.

Rebelión en Sucre. Fue la conflictiva movida del oficialismo en Sucre la que disparó la ola autonomista del oriente del país, que no quiere verse sometido a los departamentos occidentales. Bolivia es un país de régimen unitario. En 2006 se decidió por primera vez elegir en las urnas a los prefectos, pero sin concederles poderes de tipo federal. Son estos poderes los que se consagran en los referendos autonómicos.

Los referendos autonómicos lograron un abrumador respaldo: 85,6 por ciento en Santa Cruz, 81,98 por ciento en Pando, 79,57 por ciento en Beni. Tarija logró este domingo entre 78,9 a 80,3 por ciento de apoyo, según resultados no oficiales.

El domingo Morales había advertido contra el rechazo de los prefectos opositores, que no desean el referendo revocatorio. En éste, el 10 de agosto, se jugarían los cargos el presidente Morales y los nueve prefectos. Morales aceptó refrendar en mayo pasado el revocatorio aprobado por el Senado, en manos de la oposición. La oposición politica en el Congreso no sigue siempre la misma línea de la oposición regional, y este fue el caso.

Ahora los prefectos doblaron la apuesta, y en lugar del revocatorio reclamaron ir directamente a elecciones generales. Morales está lejos de terminar su período, dado que asumió por cinco años en enero de 2006. Es impensable que acepte el planteo de los prefectos y seguramente seguirá adelante con la convocatoria del revocatorio. Así, el conflicto político e institucional que vive Bolivia se profundizará, sin una salida a la vista.

Ilegalidades recíprocas. Ambos bandos han incurrido en graves faltas a la Constitución y a las leyes durante este conflicto. El gobierno de Morales lo hizo al desconocer en la Constituyente de Sucre el claro mandato de la Constitución vigente y de la ley de convocatoria a elección de constituyentes, que exigen una mayoría especial de dos tercios para aprobar el nuevo texto. Los opositores regionales, por su parte, han convocado a referendos que conceden poderes de gestión a los departamentos no contemplados en la Constitución, como señala el gobierno nacional, que desconoce las cuatro consultas realizadas hasta ahora.

Así las cosas, Bolivia se encuentra dividida entre el gobierno de Morales, que pretende imponer una Constitución indigenista, y los líderes de las regiones orientales, las más ricas y modernas del país, que desean un régimen federal más acorde con los tiempos que el modelo centralista, el que se remonta a la fundación del país en 1825.

Comprometido

Un fiscal acusó de "terrorismo y tenencia de explosivos" a un oficial del ejército y a once civiles por el atentado con dinamita perpetrado el sábado en Tarija contra una TV opositora a Morales. El oficial fue interceptado cuando huia en su auto portando dinamita, el arma reglamentaria y una credencial de la custodia presidencial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario